Consumo de alimentos ultraprocesados en México

Consumo de alimentos ultraprocesados en México

23.10.2018

El consumo de alimentos ultraprocesados en México; tiene un alto impacto ya que el país ocupa el primer lugar en América Latina en el consumo de este tipo de alimentos ultraprocesados; pues en promedio cada persona consume 214 kilos de éstos al año; lo que incluye bebidas azucaradas, snacks, botanas, cereales y dulces, entre otros.

Un artículo publicado sobre el consumo de alimentos ultraprocesados por The Nutrition Society; dijo que el 30% de la energía en la dieta mexicana provino de los alimentos ultraprocesados. Los resultados mostraron que las edades más jóvenes; la urbanización, la vida en la región norte; el alto nivel socioeconómico y el alto nivel educativo del jefe de hogar; son factores sociodemográficos relacionados con un mayor consumo de alimentos ultraprocesados en México.

A su vez los investigadores implementaron un novedoso sistema de clasificación de la comida, llamado NOVA, con el que agruparon los alimentos en cuatro categorías: crudos o mínimamente procesados, como semillas, frutas, huevo o leche. Ingredientes culinarios procesados, como el aceite. Procesados, como verduras envasadas o pescado en lata, quesos y ultraprocesados.

El objetivo de este estudio era identificar los aportes energéticos de los grupos de alimentos NOVA en la dieta mexicana y las asociaciones entre las características sociodemográficas individuales y el aporte energético de los alimentos ultraprocesados ​​ (UPF por sus siglas en inglés).

El resultado fue que los alimentos no procesados ​​o mínimamente procesados ​​tuvieron la mayor contribución de energía dietética (54 · 0% de energía), seguidos de UPF (29 · 8%), ingredientes culinarios procesados​​ (10 · 2%) y alimentos procesados ​​ (6 · 0%).

El aporte energético del consumo de alimentos ultraprocesados fue mayor en: niños en edad preescolar v. otros grupos de edad (3 · 8 a 12 · 5 puntos porcentuales de diferencia (pp)); áreas urbanas v. rural (5 · 6 pp); Las regiones centro y norte v. el sur (2 · 7 y 8 · 4 pp, respectivamente); estado socioeconómico medio y alto v. bajo (4 · 5 pp, en ambos); y con mayor nivel de jefatura de hogar v. sin educación (3 · 4 a 7 · 8 pp).

La situación del consumo de alimentos ultraprocesados en México es preocupante, ya que pone en riesgo la viabilidad del país no solo por lo que le cuesta en términos financieros, sino también por un descenso en la productividad de las próximas generaciones y la degeneración en salud.

 

Referencias:https://www.cambridge.org/core/journals/public-health-nutrition/article/energy-contribution-of-nova-food-groups-and-sociodemographic-determinants-of-ultraprocessed-food-consumption-in-the-mexican-population/A120C6F14FF2F167B5936F056C081BE2  https://alianzasalud.org.mx/2018/03/mexico-primer-lugar-america-latina-consumo-productos-ultraprocesados/