Un tratamiento español contra la lesión medular parcial

Es un tratamiento fabricado con las células del mismo paciente.

Un tratamiento español contra la lesión medular parcial

26.03.2019

Un tratamiento español llamado fármaco NC1 fue creado por el equipo del doctor Vaquero para la lesión medular parcial. Es un medicamento de terapia avanzada fabricado con las células del mismo paciente. Este método consiste en la extracción de células madre de su médula ósea; un tratamiento de separación y de cultivo. Posteriormente, se prepara el medicamento mezclándolas con su propio plasma sanguíneo. La implantación se realiza por la inyección de la disolución de plasma, y células en la médula espinal y/o en el líquido cefalorraquídeo.

La terapia es personalizada; lo que la diferencia de otros tratamientos que se llevan a cabo en diferentes países y laboratorios. Al pertenecer al paciente; no se trata de un fármaco comercial, no se producen reacciones de rechazo y a nivel de sistema nervioso. Tanto la concentración de células, como que lleguen vivas para ser inyectadas, es uno de los puntos esenciales del tratamiento.

El calibre de la aguja que se emplea es pequeño; pues se busca que las células no se aglomeren y trabajen de forma adecuada. Para poder ser un paciente candidato se necesita ser una persona adulta, de entre 18 y 65 años; que padezca lesión medular crónica. Además, es necesario que la lesión medular sufrida sea parcial; pues el tratamiento no funciona en los casos en los que la médula ha sido seccionada por completo. De igual forma se necesita añadir una serie de criterios médicos, psicológicos y un estudio genético que analiza que las células no presenten alteraciones cromosómicas.

Andrés Herrera, de 39 años, estuvo en coma durante 45 días por causa de un accidente. Cuando despertó los médicos le comunicaron que viviría postrado en una silla de ruedas. El proceso por el que pasó fue difícil. «Pero mi madre me dijo que tenía que ser la misma persona que era antes del accidente. A pesar de mi lesión medular», ha señalado Herrera.

 Juan Carvajal, otro paciente curado exitosamente; quien también ha pasado por lo mismo, anima a los pacientes con lesión medular a intentarlo si tienen la oportunidad. «Yo les diría a estos pacientes que no lo duden, que no lo piensen, que no tarden”, comentó Carvajal. El tratamiento está hecho con nuestras propias células por lo que no hay ningún rechazo y el resultado es inmediato. La mejoría es física, mental y moralmente. Además, estamos en buenas manos», apuntó Carvajal.