Un nuevo enfoque de cultura de organización sanitaria

El nuevo enfoque permite la orientación óptima de las organizaciones.

Un nuevo enfoque de cultura de organización sanitaria

05.04.2019

Un nuevo análisis clínico desarrolla un ambicioso enfoque de cultura en la organización en el sector sanitario. La implantación del Modelo Europeo de Excelencia (EFQM) en organizaciones sanitarias se ha realizado con finalidad de conocer el impacto en el gremio médico global.

Según un artículo publicado en ELSEVIER; toda organización necesita de una cultura que la oriente. Dentro del paradigma funcionalista desarrollado se plantea la cultura como una variable interna. Es la propia organización la que, además de productos y servicios, crea una cultura organizacional.

La cultura en el ámbito sanitario es referida como una cohesión encargada de mantener a la organización unida y estabilizada.

El estudio del impacto en la organización se realiza a través del conocimiento de la cultura organizativa. Esto precisa detectar los elementos y las relaciones que se dan entre todos los elementos que conforman la organización.

Para realizar la investigación se debe implementar la metodología cualitativa. El estudio de la cultura organizacional requiere del análisis en profundidad de un contexto dinámico; incluyendo los diferentes elementos que determinan el comportamiento de las personas en la organización.

Para explicar la complejidad del contexto se hace necesario acudir al discurso de quienes participan en el equipo laboral. Mediante entrevistas semiestructuradas; se pretende conocer el discurso de las personas e identificar aquellos elementos que muestren la cultura de la organización en relación con la sostenibilidad.

Para complementar la información recabada de los participantes se deben analizar documentos de la propia organización, como memorias, informes e información institucional. El uso de múltiples fuentes de información dentro del método de caso reduce la pérdida de datos, aumenta la verificación de estos y proporciona una visión completa y holística del fenómeno.

Si se desea potenciar la sostenibilidad de las organizaciones es vital conocer la dinámica cultural e identificar los diferentes elementos que favorezcan la mejora continua y la satisfacción de las necesidades de todos los grupos de interés de forma equilibrada.