Tumores negativos del VPH: un cáncer más agresivo

VPH

Tumores negativos del VPH: un cáncer más agresivo

Tumores negativos del VPH representan el tipo de cáncer más agresivo, según un estudio publicado en Modern Pathology La investigación está coliderada por ISGlobal, centro impulsado por “la Caixa”, el Hospital Clinic y la Universidad de Barcelona.

Los tumores negativos del VPH (Virus del Papiloma Humano) son poco frecuentes, pero tienen un pronóstico grave. El estudio dio como resultado que las mujeres afectadas tienen más metástasis ganglionares. Asimismo, puso de manifiesto que sobrevivían de media la mitad del tiempo que aquellas con tumores VPH positivos. Esta investigación fue realizada en más de 200 casos.

El análisis de tumores se realizó en 214 mujeres diagnosticadas con cáncer cervical en el Hospital Clinic de Barcelona entre 2012 y 2015. El seguimiento  tuvo una duración de de 5 años. Dicho estudio se elaboró por medio de una prueba de amplificación molecular altamente sensible. En ella, los investigadores encontraron que el 10 por ciento de los tumores analizados eran negativos para el ADN del VPH.

No obstante, las mujeres con este tipo de tumores fueron diagnosticadas en un estado más avanzado de la enfermedad. También presentaban  más metástasis ganglionares y, en promedio, sobrevivían la mitad del tiempo que aquellas con tumores VPH positivos. Este trabajo fue dirigido por Jaume Ordi, patólogo e investigador de ISGlobal

Por lo tanto, se diagnostica en estados más avanzados y se asocia con más metástasis y menor supervivencia, señala el estudio. Se ha demostrado que este tumor es el cuarto cáncer más frecuente en las mujeres del mundo. Asimismo, es una de las principales causas de morbilidad y mortalidad, siendo el VPH su principal causa.

 “Estos resultados confirman estudios previos por nuestro grupo, con muestras más pequeñas,” explica Ordi. “El nuevo trabajo confirma que los tumores negativos para VPH representan un tipo de cáncer más agresivo y con peor pronóstico”, reiteran. Esto debe tomarse en cuenta para el manejo clínico de las pacientes, concluye Ordi.