Tratamiento hormonal para la cisticercosis

Tratamiento hormonal para la cisticercosis

Tratamiento hormonal para la cisticercosis

El tratamiento hormonal, una alternativa para el control de la cisticercosis, así lo explica Marta Romano Pardo, investigadora del Departamento de Fisiología, Biofísica y Neurociencias del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (Cinvestav).

En relación con el tratamiento hormonal, la investigadora del Cinvestav analiza la posibilidad de emplear bloqueadores hormonales contra la proliferación de la Taenia solium como apoyo al tratamiento de la enfermedad.

El tratamiento hormonal podría ser la clave para controlar la neurocisticercosis, relacionada con diversos daños al sistema nervioso central, y que en México representa alrededor del 11 por ciento de las consultas neurológicas, mediante un estudio de la síntesis de hormonas esteroideas de los parásitos relacionados con esta enfermedad.

Este tratamiento hormonal ha sido resultado de un estudio de más de una década por Romano Pardo; así como, la capacidad endocrina de los parásitos causantes de la cisticercosis por Taenia solium, desde su estado larvario (cisticerco) hasta la etapa adulta (Taenia o solitaria), utilizando también modelos experimentales como el de Taenia crassiceps WFU.

El análisis endocrinológico del microorganismo ha brindado nuevos visos para el tratamiento hormonal; esto debido a que las Taenias son parásitos hermafroditas que requieren de procesos de síntesis de esteroides sexuales (testosterona y estradiol) para su reproducción y su relación con el huésped.

Por ahora, ha servido para analizar también el proceso de la proliferación celular del parásito en presencia de estas hormonas mediante este tipo de estudios que se han desarrollado in vitro con parásitos de cultivo.

Afirma Romano Pardo acerca del tratamiento hormonal que “los estrógenos, la testosterona y los corticosteroides se relacionan con el metabolismo y la proliferación celular, nosotros pensamos que al bloquear su producción también se podría controlar el desarrollo del parásito”. “Los resultados obtenidos indicaron que al bloquear la producción de hormonas esteroides con inhibidores de las enzimas responsables de su síntesis que se utilizan en clínica para otras enfermedades desde tiempo atrás, pudimos controlar la síntesis de las hormonas que son necesarias para el desarrollo de los parásitos. En específico utilizando formestane, danazol, ketoconazole o metirapona, inhibidores de venta en el mercado actualmente”, señaló Romano Pardo.

El tratamiento hormonal podría coadyuvar a resolver el problema de resistencia a medicamentos y de control de la inflamación que acompaña la presencia del cisticerco en el cerebro, por medio de la combinación de estos fármacos con los esquemas administrados actualmente a los pacientes con la enfermedad.

Romano Pardo indica que el tratamiento hormonal empleado contra la neurocisticercosis puede ayudar a modificar el tratamiento estándar empleado, ya que actualmente para reducir el proceso inflamatorio cerebral generado por el parásito, se emplean medicamentos basados en corticosteroides, capaces de reducir la inflamación, pero al ser esteroides son también usados por el parásito para su proliferación

El parásito, que en su estado larvario se denomina cisticerco, se puede desarrollar en músculos, piel, ojos y sistema nervioso central, en específico en el cerebro forma quistes relacionados con cefaleas graves, ceguera, convulsiones, epilepsia e incluso la muerte. América Latina, México es uno de los países con las mayores tasas de infección por T. solium, producidas por el consumo de carne de cerdo infectada y mal cocida. Por ello, la importancia del tratamiento hormonal derivado de esta investigación, a su vez el comportamiento biológico del parásito puede ser de mucha utilidad en aras de obtener un tratamiento más eficaz contra la neurocisticercosis.