Síntomas psiquiátricos y su relación con otras patologías

Los principales síntomas psiquiátricos

Síntomas psiquiátricos y su relación con otras patologías

05.06.2019

En repetidas ocasiones, los síntomas psiquiátricos suelen confundirse con diferentes patologías neurodegenerativas. Además, numerosos trastornos clínicos o neurológicos pueden producir alteraciones del estado mental. El trastorno psiquiátrico mayor se asocia con una reducción de la expectativa de vida de 10 – 15 años. El exceso de mortalidad se atribuye, predominantemente, a enfermedades clínicas.

Según un artículo publicado en IntraMed, la alteración del estado mental en pacientes hospitalizados suele ser delirium. Las condiciones psiquiátricas tienden a desarrollarse insidiosamente en lugar de durante horas o días. Por otro lado, deben implementarse un examen físico y neurológico completo y exámenes de sangre en todos los pacientes que presenten síntomas.

La evaluación cognitiva es fundamental para la identificación de delirium y/o encefalopatía, con deterioro en las pruebas de atención sostenida. La encefalitis límbica, especialmente el anticuerpo receptor de NMDA encefalitis, debe considerarse como un diagnóstico diferencial en primeras presentaciones de psicosis.

El delirium se puede confundir con esquizofrenia o, debido a que los trastornos del sueño pueden ser prominentes, incluso con manía. No obstante, el delirium hipoactivo constituye la manifestación inicial más frecuente. Estos pacientes a menudo no son detectados. En ocasiones el letargo y el retraso psicomotor se confunden con la apatía y el retraimiento.

Sintomatología

El delirio se caracteriza por su inicio brusco. Además, causa alteración del nivel de consciencia y el curso fluctuante. Estas características lo distinguen de la demencia. El deterioro de la atención, asociado a la desorientación, es el principal dato clínico. Se puede identificar a través de pruebas sencillas a la cabecera del paciente.

Como mínimo, se deben examinar formalmente la orientación en tiempo y espacio, y la atención sostenida. Los pacientes con psicosis esquizofreniforme o maníaca, en general, están bien orientados y conservan la memoria reciente. Aunque se distraen con facilidad, no tienen la gran alteración de la atención propia del delirio. En los trastornos psiquiátricos, las alucinaciones, en general, son más auditivas que visuales. Por otro lado, la prioridad terapéutica en el delirium es identificar y tratar los factores que desencadenan y mantienen el delirio. La etiología suele ser multifactorial. Esto significa que la consideración de los posibles factores contribuyentes debe continuar incluso después de haber identificado el posible desencadenante.