Second Chance detecta sobredosis de opiáceos

Second Chance, una App para detectar sobredosis de opiáceos

Second Chance se ha convertido en la primera App que detecta sobredosis de opiáceos. Investigadores de la Universidad de Washington ha desarrollado esta aplicación que detecta los síntomas de una sobredosis de opiáceos. El objetivo, explica la agencia EFE, es ayudar a los adictos a estas sustancias.

La investigación sobre Second Chance se ha publicado en Science Translational Medicine. Shyam Gollakota, profesor de Ingeniería, ha explicado que las personas pueden usar la App durante el uso de opiáceos. Si sufren una sobredosis, el teléfono puede conectarles con los servicios de emergencia, indica EFE.

Second Chance funciona con un algoritmo capaz de controlar cómo cambia la respiración de alguien antes y después de haber consumido opiáceos. Jacob Sunshine, profesor de Anestesiología en la Universidad de Washington, los 2 signos para identificar una sobredosis de opiáceos son:

  1. Que la persona deje de respirar.
  2. Que la frecuencia de sus respiraciones sea de inferior a 7 por minuto.

Detecta patrones de respiración

Esta App envía ondas de sonido inaudibles desde el teléfono al torso de la persona. Tras esto, monitoriza cómo regresan esas ondas. Esto le sirve para detectar patrones de respiración específicos. Para comprobar su eficacia, explica EFE, los investigadores se asociaron con Insite. Insite es el primer sitio de consumo legal supervisado de opiáceos de Norteamérica.

Para registrar los patrones de respiración, los participantes portaban monitores en el pecho. Los investigadores registraron su respiración un minuto antes de inyectarse. También se tuvo en cuenta la respiración durante la inyección y 5 minutos después. De los 94 participantes con monitores, 47 experimentaron una frecuencia de 7 respiraciones por minuto o más lenta.

49 de los participantes dejaron de respirar durante un periodo importante de tiempo. Otros 2 necesitaron oxígeno, ventilación y tratamiento con naxolona. El 90% de los casos presentaban problemas respiratorios que apuntaban a una sobredosis de opiáceos, según afirman los investigadores.

Para confirmar su hipótesis, los investigadores llevaron a cabo otro experimento. Simularon una sobredosis en una sala de operaciones del Centro Médico de la Universidad de Washington. Los signos que presentan los pacientes con la anestesia son similares a los de una sobredosis de opiáceos. El algoritmo de Second Chance predijo correctamente 19 de 20 sobredosis de opiáceos.