Realizan un trasplante de microbiota fecal

Un nuevo antibiótico capaz de contrarrestar la colítis

Realizan un trasplante de microbiota fecal contra la colitis

El servicio de Geriatría del Hospital Universitario de Guadalajara realizó un trasplante de microbiota fecal como herramienta para combatir la colitis pseudomembranosa. Dicho proceso se dirige principalmente a pacientes con diarrea por Clostridium Difficile sin respuesta a antibióticos.

Fue realizado por primera vez en España y ha sido posible gracias al trabajo conjunto de los servicios de Geriatría, Digestivo, Microbiología y Farmacia; con el apoyo de profesionales del Hospital Ramón y Cajal.

La colitis pseudomembranosa es un tipo de diarrea asociada al empleo de antibióticos; con gran tendencia a repetirse en los pacientes ancianos y relativamente frecuente en el medio hospitalario.

Clostridium Difficile es una bacteria intestinal que produce diarrea debido a la aniquilación de la flora intestinal habitual en pacientes que toman antibióticos para tratar distintas infecciones. El daño a la microbiota intestinal favorece que prolifere esta bacteria; lo que origina una infección intestinal potencialmente grave que se manifiesta con diarrea.

Según un articulo publicado en la web del Hospital Universitario de Guadalajara; las personas mayores con otras patologías, a menudo con desnutrición y múltiples tratamientos farmacológicos; tienen mayor riesgo de padecer dicha afección, que además tiene un gran porcentaje de recaídas.

El trasplante de microbiota es una técnica especialmente indicada para pacientes geriátricos, por ser más frágiles y propensos a complicaciones y recidivas. Este tipo de tratamiento debe plantearse, concluye, ante el segundo fracaso de tratamiento específico en paciente con alto riesgo de recaídas.

La finalidad del desarrollo de dicho proceso clínico busca reponer la flora intestinal de la paciente y mejorar el proceso de base. Para ello contaron con el apoyo de Rosa del Campo, microbióloga del hospital Ramón y Cajal; y el jefe de Gastroenterología de dicho centro sanitario quienes asesoraron a los profesionales del hospital guadalajareño sobre los protocolos a seguir para la preparación de donante y receptor, procesamiento de la muestra, administración mediante colonoscopia y cuidados generales.

Además, se realizó un estudio de salud digestiva para garantizar que el donante tuviera una flora intestinal normal y descartar posibles infecciones. Una vez analizada, la muestra fue procesada por los servicios de Microbiología y Farmacia Hospitalaria, y finalmente se administró a la paciente mediante una colonoscopia.

La respuesta al trasplante, señala la doctora Pareja; fue favorable al resolver la diarrea y mejorar la distensión y dolor abdominal de la paciente. De igual forma, se observaron otros beneficios al actuar sobre otras infecciones que presentaba, entre ellas la infección urinaria por gérmenes multirresistentes.