Consecuencias de no seguir el tratamiento

Articulo: Consecuencias de no seguir el tratamiento

¿Qué pasa cuando se interroga a los pacientes si han seguido el tratamiento indicado por el médico?

18.07.2018

Muchas veces los tratamientos que da el profesional no son seguidos por el paciente; y es ahí cuando se desata un desacuerdo médico-paciente. Las consecuencias de no seguir la adherencia al tratamiento empeoran la calidad de vida del paciente, generan una mayor probabilidad de recaer, agravan las enfermedades, incrementan la realización de pruebas diagnósticas innecesarias, etc

Un paciente es alguien que sufre un dolor, un malestar; alguien que recibe los servicios de un médico u otro profesional de la salud y se somete a un examen; a un tratamiento o a una intervención. Los pacientes son la clave de la Medicina, sin ellos no existirían tantos descubrimientos y avances médicos.

Suele ser difícil para el paciente en muchas ocasiones seguir la adherencia al tratamiento. La Organización Mundial de Salud (OMS) dice que es el grado del comportamiento de una persona (paciente) al momento de tomar los medicamentos, seguir un régimen alimentario y ejecutar cambios del modo de vida que corresponden con las recomendaciones acordadas de un prestador de asistencia sanitaria.

La decisión está en el paciente, según su percepción de los síntomas y de su situación a futuro; de su necesidad de tratamiento, de su estado personal, sus preocupaciones o rutina diaria entre muchas más. En ocasiones el no seguir el tratamiento al pie de la letra se debe a olvidos y confusiones; que pueden clasificarse como involuntarias. Como médico se debe de tener presente que el paciente aclare cualquier duda a la hora de conocer el protocolo del tratamiento ya que muchos sienten temor a reacciones adversas, ausencia de mejoría, tardanza en la aparición de resultados, encontrarse mejor, ausencia de síntomas, tiempo de evolución de la enfermedad, expectativas de curación, esperanza de vida, valor que otorgue a su situación en el envejecimiento, dependencia, tolerancia, complejidad del tratamiento, etc.

Cumplir con los tratamientos vale la pena, los resultados en salud son mejorables si se aumenta la adherencia, y el aumento de esta es multidisciplinar. Para ello es necesario, mejorar la comunicación y, aumentar la formación. Esta, debe hacerse de forma continuada, y precisa de ayudas y apoyos a los pacientes, requiere de cambios en la conducta respecto a cómo afrontar las enfermedades y el compromiso personal de asumir la parte de responsabilidad que corresponde en los resultados en salud que se consiguen.

“Es mucho más importante saber qué tipo de paciente tiene una enfermedad, que qué clase de enfermedad tiene un paciente”. (William Osler)