Protocolos de actuación en pacientes con tuberculosis

Los protocolos de actuacion pediátricos son similares a los de pacientes adultos.

Protocolos de actuación en pacientes con tuberculosis

05.04.2019

Los protocolos de actuación en pacientes contagiados de tuberculosis, durante la edad pediátrica, son similares a los establecidas en adultos. Sin embargo, existen diferencias tanto en las técnicas diagnósticas utilizadas como en el enfoque terapéutico.

En la infancia es mayor la dificultad para obtener muestras microbiológicas para cultivo y confirmar así el diagnóstico positivo. Además, resulta más difícil administrar las dosis adecuadas de medicación; y conseguir los niveles plasmáticos para que el tratamiento sea eficaz.

Según un artículo publicado en ELSEVIER; la tuberculosis es una enfermedad infecciosa que causa una elevada mortalidad en la edad pediátrica; esencialmente en los países en vías de desarrollo.

Este padecimiento es la segunda causa de muerte en el mundo por enfermedad infecciosa después del VIH.

Actualmente se implantó en Cantabria (España) un protocolo de manejo clínico del paciente menor de 14 años con sospecha de enfermedad tuberculosa basado en las recomendaciones de la Sociedad Española de Infectología Pediátrica (SEIP). Se adaptó en todo a las recomendaciones de la SEIP, excepto en dos incorporaciones; se realizaron controles de transaminasas durante el seguimiento y se utilizó la ecografía mediastínica como método de apoyo diagnóstico.

La finalidad del estudio; era abordar el tratamiento de los pacientes de forma ambulatoria, pero centralizando su seguimiento en las consultas de infectología y neumología pediátrica puesto que, en ocasiones, el seguimiento se realizaba en atención primaria.

Desde la implantación del protocolo; la extracción de los aspirados gástricos, así como la instauración y monitorización del tratamiento pasó a realizarse de forma ambulatoria; excepto en casos en que fuera necesario el ingreso por motivos clínicos o sociales.

Los motivos clínicos de ingreso son  paciente inestable, afectación del estado general o falta de tolerancia de la medicación y motivos sociales: incapacidad para administrar la medicación. Además, en este protocolo se inició la pauta de tratamiento tuberculostático con cuatro fármacos, en lugar de tres, en los casos en los que se desconocía la sensibilidad del caso índice.