Nuevo agente para la toxicidad hepática por paracetamol

Toxicidad hepática

Nuevo agente para la toxicidad hepática por paracetamol

La toxicidad hepática inducida por el paracetamol es común en España. Así lo señala un estudio por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en el Instituto de Investigaciones Biomédicas de Barcelona.

En esta investigación se ha descubierto un nuevo agente mediador en la toxicidad hepática inducida por el paracetamol. Este medicamento es uno de los fármacos analgésicos más consumidos del mundo. El estudio otorga una importante participación de la proteína mitocondrial STARD1 a la hora de desencadenar los efectos negativos del fármaco.

La STARD1 es una proteína que transporta el colesterol a la membrana de la mitocondria e inhibe el transporte de glutatión. Esta sustancia es un antioxidante de las células, explica el CSIC. Es determinante en la acumulación de colesterol en la membrana interna de la mitocondria, lo que limita su defensa antioxidante. Además, evita el estrés celular que conduce al daño hepático.

Dentro de la investigación se realizó una combinación de paracetamol con ácido valproico, un fármaco antiepiléptico. Se probó con 2 grupos de ratones, en los cuales se les inducía paracetamol o bien paracetamol con ácido valproico y la inducción de STARD1. En ambos casos, la hepatotoxicidad por paracetamol descendía notablemente en ratones genéticamente modificados a los que la proteína STARD1 ha sido delecionada específicamente en hepatocitos.

El resultado de esta investigación apunta que la proteína STARD1 es una nueva diana terapéutica en la hepatotoxicidad por paracetamol. Esta función la produce  por sí solo o en combinación con otros fármacos. Su acción también se complementa con otras proteínas mitocondriales, SAB y JNK, que interfieren en el estrés celular y la hepatotoxicidad.