Neurocientíficos identifican células de la ansiedad

Ansiedad

25.09.2018

Una investigación del equipo de neurocientíficos del Centro Médico Irving de la Universidad de Columbia y la Universidad de California, San Francisco (EE. UU.) revela el lugar de las células de ansiedad en el cerebro, dentro de la estructura del hipocampo, pudiendo no solo regular la ansiedad y el comportamiento asociado a esta, sino controlarlas mediante luz (opto-genética), al menos, en ratones.

Los hallazgos, hasta ahora han sido demostrados en experimentos con ratones de laboratorio, sin embargo, podrían ofrecer un rayo de esperanza para millones de personas en todo el mundo que experimentan trastornos de ansiedad como la fobia social o el trastorno obsesivo compulsivo (TOC), al generar nuevos fármacos que silencian este desasosiego controlando ciertas neuronas.

Según los científicos, cuando las células de ansiedad se activan, envían mensajes a otras partes del cerebro que promueven conductas ansiosas. Las células detectadas en este estudio son las primeras que se sabe que representan el estado de ansiedad, independientemente del tipo de entorno que provoca la emoción.

Para averiguar esto, el equipo de investigadores usó una técnica llamada imagen de calcio, insertando microscopios en miniatura en el cerebro de ratones de laboratorio para registrar la actividad de las células en el hipocampo a medida que los animales se abrían paso alrededor de un recorrido en la jaula. Sin embargo, la jaula del experimento no era una jaula ordinaria. Los científicos construyeron laberintos especiales donde algunos caminos conducían a espacios abiertos y plataformas elevadas, ambientes expuestos que inducen ansiedad en los ratones, debido a la vulnerabilidad creciente a los depredadores.

Los científicos pretenden ver si esas células son molecularmente diferentes de otras neuronas. Si hay un receptor específico en las células que las distingue de sus vecinas, es posible producir un nuevo medicamento para reducir la ansiedad. Encontraron que las células de ansiedad controlan los comportamientos de ansiedad en las personas, que incluyen aumento de la frecuencia cardiaca, evitación y secreción de hormonas del estrés. Este descubrimiento abre nuevas áreas para el desarrollo del tratamiento que los investigadores no sabían que existía antes.

Referencia: https://www.cell.com/neuron/fulltext/S0896-6273(18)30019-9?code=cell-site