Miocardiopatía por estrés y su diagnóstico

Miocardiopatía

Miocardiopatía por estrés y su diagnóstico

31.12.2018

La miocardiopatía por estrés tiene una mortalidad hospitalaria de hasta el 5%. La mayoría de estas muertes se produjeron entre los pacientes con manifestaciones iniciales inestables; entre ellas paro cardiaco o shock cardiogénico.

Es un síndrome caracterizado por disfunción sistólica y diastólica aguda y transitoria; mayor a 21 días del ventrículo izquierdo. Se relaciona con episodio emocional o físico estresante ocurrido en los días anteriores (1 – 5 días).

En contexto clínico se sospecha que su presencia se debe a las alteraciones electrocardiográficas (ECG); el aumento leve de la troponina cardiaca en sangre, el aumento significativo de los péptidos natriuréticos (BNP o NT-proBNP); y los estudios por imágenes no invasivos. Los criterios diagnósticos más empleados son los de la Heart Failure Association of the European Society of Cardiology.

Es una forma importante de lesión miocárdica aguda reversible asociada con complicaciones graves; como arritmias ventriculares, tromboembolia sistémica y shock cardiogénico.

Diagnóstico

Los diagnósticos comienzan con la evaluación de la probabilidad, previa al estudio del paciente. El puntaje diagnóstico InterTAK toma en cuenta 5 variables de la anamnesis y 2 variables de las alteraciones electrocardiográficas ECG; y se traduce en la probabilidad de miocardiopatía por estrés.

  1. Sexo.
  2. Desencadenante emocional.
  3. Desencadenante físico.
  4. Ausencia de infradesnivel ST.
  5. Trastornos psiquiátricos.
  6. Afecciones neurológicas.
  7. QTc prolongado.

Existen varias opciones terapéuticas para la fase aguda de la miocardiopatía por estrés, pero falta evidencia de estudios aleatorizados y con potencia estadística.

 

Referencia: https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=93244