Los opioides; un riesgo para la salud

Cambian la forma en que el cerebro responde al dolor.

Los opioides; un riesgo para la salud

02.04.2019

Los opioides; son un tipo de fármaco utilizado principalmente para ayudar a aliviar diferentes tipos de dolor. Funcionan reduciendo la cantidad de señales de dolor que el cuerpo envía al cerebro humano. Además, cambian la forma en que el cerebro responde al dolor.

Los médicos a menudo recetan opioides para aliviar el malestar de diferentes afecciones, entre ellas las principales son dolor de muelas y procedimientos odontológicos, lesiones de primer grado, intervenciones quirúrgicas y afecciones crónicas como el cáncer.

Dicho fármaco es seguro de ingerir cuando se usa correctamente. Sin embargo; los pacientes que no siguen las instrucciones del médico y abusan de los opioides pueden volverse adictos. El uso indebido de opioides significa no seguir las instrucciones del médico sobre cómo tomar el medicamento. Además; puede significar que es ingerida de forma ilegal.

Los opioides se encuentran en diversos fármacos muy comerciales, entre los principales destacan el opio, la codeína, el fentanilo, la heroína y la morfina. El abuso de este fármaco puede desencadenar diferentes padecimientos, entre ellos, la mala coordinación física, excesiva y recurrente somnolencia, frecuencia respiratoria superficial o lenta, náuseas, trastorno del habla, depresión y ataques de ansiedad.

Según un artículo publicado en Family doctor; la metadona y la buprenorfina ayudan a reducir los síntomas de abstinencia dirigiéndose a las mismas regiones en el cerebro que atacan los opioides. La suministración de la metadona ayuda al cuerpo a no sentir aceleraciones frecuentes; de igual forma restablece el equilibrio en el cerebro.

Según los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés); los pacientes pueden tomar estos medicamentos de manera segura a largo plazo, incluso de por vida.