Los médicos están propensos al síndrome de Bur-nout

Síndrome de Bur-nout

13.09.2018

El síndrome de desgaste (Bur-nout) es un problema que se presenta principalmente en profesionales los principales síntomas son agotamiento, despersonalización y cinismo, desmotivación, ansiedad, frecuentes cambios de humor, insomnio, deterioro cardiovascular, etc., estos síntomas conllevan a una consecuencia de factores de estrés prolongados tanto en la esfera emocional como en las relaciones interpersonales en el trabajo.

Los médicos son afectados por este síndrome por ser una profesión en la que influyen factores externos e internos que pueden desencadenar dicho padecimiento, presentando un conjunto de signos y síntomas, cuya principal característica es el agotamiento emocional y el escepticismo que se manifiesta entre los médicos en el ejercicio de su actividad laboral, afectando de esta forma a la institución, al usuario, pero de mayor grado la salud mental de ellos mismos.

Los factores que afectan a los médicos van desde la institución donde se encuentre laborando, el horario de trabajo, la personalidad del trabajador y de la misma forma afecta a aquellos médicos que tengan malas relaciones (administrativas, de contrato, sindicales, turno, etc.) con la institución laboral aumenta el riesgo considerablemente.

Este síndrome se divide en grados, los cuales son:

  • Primer grado: signos y síntomas de agotamiento ocasionales y de corta duración que desaparecen a través de distracciones o hobbies.
  • Segundo grado: los síntomas son más constantes, duran más y cuesta más trabajo sobreponerse a ellos. La preocupación por la efectividad se vuelve central, al mismo tiempo la persona se vuelve negativa y fría con sus compañeros y pacientes.
  • Tercer grado: los síntomas son continuos, con problemas psicológicos y físicos llegando incluso a la depresión, sin explicación a lo que pasa. La persona se aísla con nulas o pocas relaciones interpersonales. Se intensifican los problemas familiares.

Existe un mayor riesgo en médicos que tienen entre 11 a 19 años de ejercicio, pero sobre todo en los que trabajan en más de una clínica, pero con mayor severidad los que trabajan en Clínica y además en algún hospital. Esto es una cuestión de resaltar, porque los médicos de México en su mayoría tienen más de un trabajo, además de contar con la consulta privada.

A pesar de que las condiciones de atención médica y aprendizaje en las distintas residencias médicas son casi siempre en un ambiente de estrés en condiciones laborales exhaustivas (con frecuencia superiores a las 80 horas de trabajo a la semana) y aceptando que este síndrome se presenta con mayor frecuencia en los trabajadores de salud, un hecho innegable es que no todos los residentes lo presentan, y que bajo condiciones similares, la frecuencia de aparición de los síntomas relacionados al síndrome puede ser muy distinta entre grupos de residentes en distintas instituciones de salud.

En la organización en las residencias:

  • La reducción de horarios excesivos.
  • Los días libres de toda actividad médica u hospitalaria.
  • La distribución equitativa de cargas de atención médica.
  • Permitir una autonomía controlada a las capacidades y destrezas del residente.
  • Una supervisión adecuada durante el proceso formativo.
  • Reducción de cargas administrativas.

En los residentes:

  • Crear un ambiente social fuera de las horas de trabajo.
  • Permitir tiempo con la familia y con los compromisos familiares. Propiciar el apoyo de familiares.
  • Estimular en los residentes de la nutrición y el deporte.
  • Sesiones periódicas y específicamente dirigidas a ellos de cómo manejar el estrés.

Sin duda, estos lineamientos favorables pueden, en cierta medida, ser aplicados a una residencia médica y transformar un ambiente agresivo, en un ambiente propicio y significativo para el aprendizaje y desempeño de un residente, reduciendo así la carga emocional negativa que pueda eventualmente experimentar durante el proceso formativo.

 

 

Referencias: http://www.facmed.unam.mx/sms/seam2k1/2007/jun_01_ponencia.html http://www.medigraphic.com/pdfs/facmed/un-2008/un081c.pdf