Los médicos del islam y sus formas de sanidad

Los médicos del islam

Los médicos del islam y sus formas de sanidad

29.11.2018

Los médicos del islam contaban con su cultura médica llamada islámica o profética por su protagonista Mahoma, “el profeta”, siendo esta arcaica y piadosa. En esta medicina, abundaba en exhortaciones genéricas, por ejemplo: «haced uso de tratamientos médicos, pues Dios no ha creado enfermedad ninguna sin disponer un remedio para ella, con la excepción de una sola enfermedad, la vejez».

Muchos de sus recursos, como el uso de la miel, del aceite de oliva o de la succión con ventosas (hijama), formaban parte de sus prácticas curativas o preventivas que se remontan a la Arabia antigua y que, a su vez, poseen rasgos babilónicos. De esta forma sus raíces se extienden hasta el III milenio a.C. actualmente en muchos países islámicos aún se recurren a ellas.

A su vez, el analizar e interpretar los sueños es lo que ahora se podría llamar como psicología, teniendo como fuente principal la Onirocrítica del autor griego Artemidoro de Éfeso, escrita ocho siglos antes. La asistencia a la sanación espiritual es más común de lo que se piensa. Son muchas las medicinas paracientíficas y astrológicas: en los tratados de Medicina aflora a veces todo un mundo de rituales, repleto de sellos y talismanes. El islam no lo rechaza y la magia blanca es lícita dentro de ciertas normas.

Aunque la Medicina árabe brilla por sí sola, en el occidente cristiano solo se supo de aproximadamente cuarenta textos sobre un millar de escritos médicos censados. Los últimos autores conocidos fueron los andalusíes Ibn Zuhr (Avenzoar), que mejoró la traqueotomía y descubrió la causa de la sarna, la pericarditis, y Averroes.  La Medicina islámica se estancó después del siglo XIII; aún se desconocen muchísimos escritos tardíos.

 

Referencia: https://www.nationalgeographic.com.es/historia/grandes-reportajes/medicos-del-islam_8595/6