Los hábitos que dañan la salud mental a largo plazo

Un estudio realizado por la OMS descifró las principales actividades.

Los hábitos que dañan la salud mental a largo plazo

12.04.2019

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS); los hábitos que dañan la salud mental son realizados inconscientemente, llevando a las personas  a la degeneración continua o provocando diversas complicaciones mortales.

Un estudio realizado por la OMS incluyó las principales actividades realizadas por el cerebro que lo afectan, entre ellas:

  • Ingesta alta de azúcares. Al no tener una dieta saludable y balanceada; el cerebro se ve afectado trayendo graves enfermedades.
  • No desayunar. El desayuno es el principal alimento que proporciona los nutrientes necesarios para tener energía y permanecer activo. Comer los alimentos adecuados harán que el cerebro funcione óptimamente. De lo contrario; este se encargará de mandar señales de emergencia, trayendo como consecuencia enfermedades graves entre ellas; obesidad, colesterol alto, diabetes e incluso convulsiones.
  • Fumar. Esta adicción reduce considerablemente la materia cerebral y el suministro de oxígeno al cerebro. Diferentes estudio; han demostrado que promueve la aparición de enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer. Además, las aminas heterocíclicas que se liberan durante la ingesta de tabaco interfieren con la replicación correcta del ADN; causando mutaciones que dan lugar a células cancerosas.

  • Exponerse frecuentemente a ambientes contaminados. El cerebro necesita un suministro constante de oxígeno; sin embargo, diferentes sustancias tóxicas interfieren con el intercambio de gases, transporte y procesamiento de oxígeno hacia las células; reduciendo la eficiencia cerebral.

  • No dormir lo suficiente. Los humanos necesitan ocho horas de sueño por noche para que el cerebro descanse; a fin de que los procesos metabólicos se lleven a cabo correctamente con la energía resultante producida, así como para la renovación celular. Privarse del sueño acelera la muerte de las células cerebrales a corto plazo, produciendo cansancio y mal humor durante todo el día.

  • Consumo de alcohol. El alcohol afecta principalmente los órganos y otras regiones entre ellos; el sistema nervioso, el hígado y el corazón. Impacta las reacciones químicas que tienen lugar en el cerebro. El alcoholismo mata a las neuronas y reduce la velocidad con la que se transmiten los impulsos nerviosos.
  • La actividad física. Según un artículo de la revista Neurobiology of Aging; hacer ejercicio por lo menos tres días a la semana mantiene el cerebro bien estructurado y acelera su funcionamiento. Por otra parte, sin actividad física;  el cerebro se va haciendo viejo incrementando los riesgos de padecer alguna enfermedad cerebral.