Los bebés prematuros y la ciencia

La prematuridad, principal causa de muerte en niños.

Los bebés prematuros y la ciencia

12.02.2019

Cada vez nacen más bebés prematuros. Según la Organización Mundial de la Salud cada año nacen quince millones de bebés prematuros, lo que representa uno de cada diez nacimientos. La prematuridad es la principal causa de muerte en niños menores de cinco años.

Actualmente más del 60 por ciento de los nacimientos prematuros se producen en Asia y África. El aumento de la edad de las madres y factores de riesgo como la hipertensión y la diabetes gestacional son otras causas del adelanto del parto.

La atención médica asistida durante la gestación es la principal forma de prevenir la prematuridad, pues de este modo se puede detectar oportunamente cierta anomalía en el desarrollo del embrión.

El tiempo de un  embarazo normal dura generalmente 40 semanas, y a partir de la semana 37 se considera que este ha llegado al final. Un bebé es prematuro cuando el parto se produce antes de la semana 37. Los bebés nacidos antes de la semana 28 se consideran prematuros extremos.

La mayoría de los bebés nacidos antes de tiempo manifiestan diferentes padecimientos, entre ellos, dificultad para comer y respirar, mayor riesgo de sufrir infecciones; suelen enfriarse con mayor facilidad.

A través del tiempo, la ciencia y la tecnología han trabajo para brindar mayor calidad de vida a los bebés con este padecimiento. Entre los inventos más destacados por estos campos científicos, se encuentra el útero artificial  que ha sido probado satisfactoriamente con un cordero. Se espera que en muy poco tiempo sea llevado a la práctica en seres humanos.

La displasia broncopulmonar es una enfermedad pulmonar grave que afecta a los bebés prematuros. Un estudio publicado en la revista Journal of Pediatrics demostró que el uso de células madre puede ser muy efectivo para tratar y prevenir este padecimiento.

Referencia: https://www.muyinteresante.es/salud/fotos/la-ciencia-al-servicio-de-los-bebes-prematuros/6