Llevar fármacos al tumor en nanopartículas es posible

Gracias a las nanopartículas un equipo de investigadores logra llevar fármacos al tumor.

Llevar fármacos al tumor en nanopartículas es posible. Así lo afirma un equipo español de investigadores que ha logrado una terapia contra el tumor cerebral más letal. El tratamiento se basa en nanomateriales. En concreto se trata de polifosfacenos, afirma la agencia SINC que se ha hecho eco de la noticia.

Estas nanopartículas puedenllevar fármacos genéticos contra el glioblastoma multiforme. Este tumor cerebral tiene una tasa de supervivencia a los 5 años es inferior al 5%. En la actualidad, la terapia se basa fundamentalmente en la cirugía de extirpación. Con esta intervención se logra una supervivencia de poco más de 14 meses.

El equipo de investigadores está liderado por Marcos García Fuentes del CiMUS. Los investigadores han diseñado un tratamiento basado en nanopartículas capaces de llevar fármacos al tumor. La técnica se ha ensayado con éxito en ratones, señala SINC. Los resultados del estudio se han publicado en Advanced Therapeutics.

Nuevo nanomaterial insoluble

El hallazgo de estas nanopartículas tiene un enorme potencial. Resulta útil para el desarrollo de terapias específicas, personalizadas y efectivas en el tratamiento del cáncer. No obstante, explica SINC, estos medicamentos genéticos aún no tienen aplicación amplia por sus problemas de estabilidad y transporte en el cuerpo.

Por este motivo, los autores del estudio han ensayado el uso de nuevos nanomateriales para llevar fármacos al tumor. El equipo ha identificado un derivado que reduce la toxicidad de los tratamientos. Al mismo tiempo, mejora su transporte al interior de las células y su penetración en los tumores. La novedad de este nanomaterial, explican, es una estructura que se vuelve insoluble en el ambiente ácido de las vesículas digestivas. Esto induce su desestabilización y permite al medicamento genético escapar al interior celular.

Las nanopartículas capaces de llevar fármacos al tumor fueron cargadas con una secuencia que puede eliminar células iniciadoras del glioblastoma multiforme. Los resultados del estudio mostraron que la aplicación del medicamento genético, combinada con quimioterapia de primera línea, provoca una disminución tumoral mayor que un tratamiento basado solo en el fármaco quimioterápico.

La finalidad de estas nanopartículas capaces de llevar el fármaco al tumor es convertirse en un tratamiento complementario a la extirpación. Al mismo tiempo, los investigadores pretenden emplearla al mismo tiempo que la quimioterapia para que las células tumorales no se reproduzcan.

El investigador aclara que hasta que no se realicen ensayos clínicos no lo sabrán con seguridad. Los resultados preliminares señalan que el efecto de la terapia génica va a estar limitado a una o 2 semanas. Esto supondría que el paciente debería realizar ciclos del tratamiento al igual que se hace con la quimioterapia.