Las transferencias intrahospitalarias en México

Existen diferentes tipos de transferencias intrahospitalarias.

Las transferencias intrahospitalarias y sus contradicciones

03.04.2019

Las transferencias intrahospitalarias; hacen referencia al intercambio de información específica y confidencial del paciente de un profesional o equipo de profesionales a otro; en el que se traslada la responsabilidad del cuidado.

Según un artículo publicado en ELSEVIER; se estima que en un hospital universitario pueden llevarse a cabo más de 4000 transferencias clínicas al día. Sin embargo, existen diferentes tipos;

  • Transferencia de información de un profesional a otro entre cambios de turnos de la misma unidad médica.
  • Transferencia de información de un paciente remitido a otro lugar dentro del mismo hospital.
  • Transferencias de pacientes entre diferentes niveles asistenciales.

Es de vital importancia el entendimiento correcto de las transferencias clínicas; de no ser así se pueden generar diversas brechas en el cuidado del paciente y conducir a un tratamiento incorrecto, retrasos en el diagnóstico, aumento de los costos, incremento de la estancia hospitalaria y eventos adversos graves que incluyen errores de medicación, intervenciones quirúrgicas en el sitio equivocado e, inclusive, la muerte del paciente.

Para garantizar la continuidad y seguridad optima en la atención al paciente, es importante que durante las transferencias se establezca una comunicación efectiva. Sin embargo,  afectada por diversos factores; la escasa información suministrada tanto en los traspasos de información verbal, como la obtenida en los registros clínicos, la ausencia de cultura de seguridad en la organización, el empleo de métodos de comunicación ineficaces y la falta de tiempo.

Una de las herramientas metodológicas que permite el estudio sistemático de los problemas de seguridad y la prevención; es el análisis modal de fallos y efectos (AMFE). Este es un método sistemático y prospectivo basado en la creación de un grupo de expertos para el análisis de un proceso considerado de alto riesgo, con la finalidad de prevenir la aparición de problemas de seguridad.