Las técnicas de quimioterapia en el tiempo

En 1919 el Dr. Edward Krumbhaar fue el primero en investigarlas.

Las técnicas de quimioterapia en el tiempo

14.03.2019

Las técnicas de quimioterapia han sido descubiertas como muchos otros hallazgos; al azar y la casualidad, que sehan fomentado la innovación para la producción de nuevos tratamientos; según una investigación publicada por la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Los inicios de la primera quimioterapia antineoplásica eficaz fueron en la Primera Guerra Mundial. Derivada de minuciosas investigaciones y hallazgos fortuitos obtenidos por el uso del gas mostaza como arma en este periodo.  La médula ósea y el tubo digestivo eran las partes más afectadas por la exposición crónica a este gas. No obstante, el aterrador uso del gas mostaza tuvo un aspecto positivo: el descubrimiento del primer agente quimioterapéutico moderno que se fundamentó en la seguimiento de los sobrevivientes expuestos al gas mostaza.

En 1919, el doctor Edward Krumbhaar notó que los sobrevivientes de la Primera Guerra Mundial expuestos a este agente químico; desarrollaban una disminución profunda de los glóbulos sanguíneos. Posteriormente, en la Segunda Guerra Mundial, se realizó una investigación secreta acerca de agentes químicos llevada a cabo en la Universidad de Yale. Estos estudios fueron financiados por la Oficina de Investigación Científica y Desarrollo de los Estados Unidos (OSRD por sus siglas en inglés).

Mediante esta investigación se reveló una reducción espectacular del tamaño de los linfomas en los animales de experimentación expuestos al gas mostaza; confirmando así las observaciones anteriores acerca de la leucitopedia. Dado que los leucocitos pueden dividirse rápidamente se dedujo que este agente químico podría ser útil para destruir las células cancerosas que también presentan división rápida. En 1942, se realizó el primer estudio clínico de gas mostaza. Esta investigación fue liderada por Louis Goodman y Alfred Gilman. Dicho proyecto demostró en un paciente diagnosticado con linfosarcoma avanzado, la reducción del tumor de forma impresionante. El tratamiento experimental constó con mostaza nitrogenada (mecloretamina, también llamada clormetina) en dosis bajas (10 dosis intravenosas de 0,1 a 1,0 mg/kg).

Posteriormente, en 1946 se publicaron los resultados de esta investigación; lo que dio lugar a la síntesis de los primeros agentes alquilantes como la mecloretamina. Esto motivó otros estudios relativos al cáncer, como el del ácido fólico que dio origen al metotrexato

Estos hechos cambiaron la percepción del tratamiento contra el cáncer. A finales de la década de 1960, con la introducción de la quimioterapia combinada como el protocolo MOMP (mecloretamina, vincristina, metotrexato y prednisona) se logró la remisión en los pacientes con cáncer. Esto permitió concebir esta enfermedad como curable, en particular para los linfomas y las leucemias.