Las más extrañas recomendaciones médicas

Las más extrañas recomendaciones médicas de la historia

Las más extrañas recomendaciones médicas

13.06.2019

Las más extrañas recomendaciones médicas, según un artículo de la BBC,  se suscitaron durante el siglo XVI. Los doctores más reconocidos de esa época fueron Simon Forman y Richard Napier. Los registros de estas 2 eminencias suman 80 000 notas de casos separados, y abarcan desde 1590 hasta 1630.  Estas se describen como una de las mayores colecciones médicas históricas de este tipo que existen.

Kassell señala que, tanto los médicos como los pacientes, mezclaban sin problema la Medicina, la Astrología, la magia y la religión para encontrar remedios. Desde el punto de vista de los pacientes, la brujería era la razón subyacente de toda una gama de dolencias. Sin embargo, estudios hacen referencia a varias brujas que fueron ejecutadas. Así que la idea de que las brujas o los espíritus malignos hubieran causado una enfermedad habría sido «totalmente creíble en ese momento». Además, había conjuros disponibles para contrarrestar las maldiciones. En uno de los casos, los espíritus malignos se habían tomado la voluntad de un paciente y lo obligaban a ofender a la gente.

Para Kassell, aunque muchos de los casos puedan parecer poco probables, «incluso las cosas extrañas podrían estar enraizadas en la realidad». Menciona como ejemplo el caso de una mujer de quien se dice que tenía «cachorros lactantes». Kassell explica que, por un lado, eso habría sido visto como un amplio indicio de brujería.

Por otro lado, había una creencia popular sobre los beneficios de usar cachorros para estimular el flujo de leche. Por ello, quizás se trataba de una mujer que tenía problemas para amamantar. No obstante, hay otras curas más difíciles de explicar, como la de las «pantuflas de paloma». Literalmente implicaba abrir palomas para que el paciente metiera sus pies dentro de sus cuerpos inertes.