Las infecciones perianales y su diagnóstico temprano

Las actuales infecciones perianales

Las infecciones perianales y su diagnóstico temprano

21.05.2019

Las infecciones perianales hacen referencia a la acumulación de material purulento en la zona perianal. La evolución de este absceso mediante la formación de una comunicación entre el canal anal y la piel perianal se conoce como fístula anal. La fístula es un paso más en la evolución de este proceso. Por otra parte, los abscesos perianales se clasifican según su localización anatómica. El diagnóstico generalmente es sencillo y se basa en la constatación de síntomas y signos como fiebre, tumoración, rubefacción, emisión de pus, entre otros.

La presencia de una tumoración de aspecto inflamatorio rojizo y caliente en el margen del ano es prácticamente diagnóstica de esta patología. En algunos pacientes es necesario tomar una muestra del material del absceso para realizar un cultivo microbiológico. De este modo se permite conocer el germen causante. A su vez, se puede pautar un tratamiento antibiótico más específico.

Para el diagnóstico de abscesos localizados más profundamente dentro del canal anal se realiza una ecografía endoscópica. Esta prueba es de utilidad cuando las manifestaciones clínicas no son tan evidentes. La Clínica Universidad de Navarra, apunta que la fiebre, los escalofríos y la presencia de material purulento son los principales síntomas del absceso.

En la fase aguda (formación del absceso) es típica la presencia de un dolor habitualmente de características sordas y continuas en la zona perianal. Además,  es frecuente la presencia de fiebre y escalofríos, sobre todo, en la fase más evolucionada. Cuando el absceso ha evolucionado, una fase aguda sintomática da lugar a la formación de una fístula. Es típica la presencia de un orificio en el margen anal por el que emerge material purulento.