Las funciones de la Medicina homeopática

Las funciones de la Medicina homeópatica; tratamientos en ascenso

Las funciones de la Medicina homeopática

03.05.2019

Las funciones de la Medicina homeopática se han aplicado en más de 80 países de todo el mundo. Actualmente, existen  más de 300 millones de pacientes que utilizan habitualmente tratamientos homeopáticos. La homeopatía es un método terapéutico aplica, dosis mínimas, de las sustancias que en mayores cantidades producirían síntomas iguales o parecidos a los que se trata de combatir.

Según un artículo publicado en la web Clínica medicina integrativa, no existe una única forma de tratar a pacientes con los mismo síntomas. Uno de los valores añadidos más reconocidos de este método es el abordaje integral. Esta forma de tratar toma en cuenta la totalidad de su organismo para poder mejorar su salud. Además, forma parte integral de la Medicina como cualquier otro método curativo.

Los tratamientos homeopáticos respetan la evolución natural de la enfermedad. Asimismo,  intervienen en tres niveles de prevención que permiten al paciente:

  • Mantener un buen estado de salud, fortaleciendo su bienestar a través de medicamentos que lo regulen.
  • Evitar la enfermedad, reaccionando rápidamente gracias a los medicamentos específicos para cada afección.
  • Recuperar rápidamente el estado saludable después de una enfermedad, a través de medicamentos que favorecen la recuperación.

Los medicamentos homeopáticos proceden de materias primas vegetales, animales, minerales o de síntesis. Estos se obtienen por procesos descritos en las farmacopeas. El proceso de elaboración es muy riguroso y está regulado como el resto de los medicamentos. De este modo los procesos de elaboración están sometidos a las mismas normas y su venta se realiza exclusivamente en farmacias.

La homeopatía participa en el proceso de la enfermedad, potenciando la capacidad del organismo para mantenerse sano. Esto se logra a través del estímulo de los mecanismos de defensa y de regulación. Es una terapéutica que se enfoca desde el punto de vista biopsicosocial. Entiende la enfermedad en el contexto vital de cada persona. El individuo y su forma de enfermar son el centro del estudio y no solo su enfermedad.