Las alteraciones moleculares producidas

El daño se encuentra asociado al cáncer de garganta.

Las alteraciones moleculares producidas por el cigarro electrónico

27.03.2019

Diversas  alteraciones moleculares han sido asociadas al consumo del cigarro electrónico. Desde su llegada al sector salud ha sido un producto controversial. Diversos usuarios reafirman que son una alternativa efectiva para dejar de fumar. Sin embargo, autoridades sanitarias han señalado que son una droga de entrada para muchos jóvenes. Además, los daños que provoca en el organismo son muy similares a los del tabaco tradicional.

Las afectaciones incluirían algunos cambios moleculares en el tejido oral. Un estudio del International Journal of Molecular Sciences; afirma que el daño se encuentra asociado al cáncer. Además, tiene características muy similares al consumo por los cigarros regulares. Ahman Besaratinia, coautor de la investigación, apunta que los hallazgos deberían desmitificar al cigarro electrónico.

Dicha investigación dio como resultado que el vapor de un cigarro electrónico no es simplemente agua como muchos usuarios parecen creer. Las concentraciones de los compuestos cancerígenos son menores al utilizar los cigarros electrónicos. Aunque es importante recordar que no hay un nivel seguro de exposición a este tipo de sustancias.

Según un artículo publicado en el Saludario; para el estudio el equipo de Besaratinia reunió a casi cien individuos. 42 de ellos eran usuarios de cigarro electrónico, 24 eran fumadores regulares y otros 27 no fumaban ni practicaban el vaping. Se recolectaron células orales epiteliales; donde se originan el 90 por ciento de los cánceres en la zona. Luego, se analizó la expresión genética de estos microrganismos.

Los resultados mostraron que tanto los fumadores tradicionales como los de cigarro electrónico presentaron una expresión anormal en genes relacionados con el cáncer. En más de 1 de cada 4 casos; el fenómeno era idéntico entre ambos grupos. Además, se encontraron varias zonas afectadas en los vapers que no aparecían en los exámenes de los usuarios de tabaco regular. Éstas estaban asociadas a la aparición de tumores en pulmones, esófago, ovario y vejiga, así como la incidencia de leucemia.