Las adenoides y el alto riesgo de extirparlas

Adenoides

Las adenoides y el alto riesgo de extirparlas

04.10.2018

Actualmente se han reducido las cirugías en pacientes con las adenoides atrofiadas ya que existe un riesgo hemorrágico muy alto a pesar de que la operación no es de alto riesgo. Es importante tener en cuenta que estas tienen la función de proteger frente a las infecciones. Son muy pequeñas al nacer, pero poco a poco van creciendo.

Las adenoides tienen dos fases de crecimiento, una a los 3 y otra a los 5 años. Es a partir de los 7 cuando empiezan a atrofiarse hasta que desaparecen. Por lo que, es recomendable operar únicamente tras un estudio individualizado y concreto o en casos donde las adenoides no cumplen su función, perjudicando la salud del paciente.

Las adenoides y amígdalas pueden llegar a ser muy grandes o pueden inflamarse varias veces, causando infecciones constantes, perdiendo su capacidad de protección y provocando problemas de salud como dificultades respiratorias.

Forman parte del llamado anillo linfático de Waldeyer, responsables de la protección de la región de las cavidades nasales, bucales y la garganta, que se desarrollan y crecen a medida que el sistema inmune se desarrolla.

Las dificultades respiratorias son más comunes por la noche, pues al dormir la musculatura se relaja, aumentando así la obstrucción de las vías aéreas por los adenoides hipertrofiada. Los niños con las adenoides grandes pueden tener pesadillas frecuentes, sueño irregular, sueño turbulento y episodios cortos de paro respiratorio, llamados apnea nocturna. El niño duerme mal y pasa el día irritado, cansado y somnoliento.

La hipertrofia de las adenoides hace que los niños respiren persistentemente por la boca, lo cual produce alteraciones en la anatomía del rostro y de los dientes, provocando una apariencia llamada facies adenoidea. Los niños con facies adenoidea característicamente poseen un rostro alargado, dientes incisivos prominentes, dientes agrupados, mandíbula poco desarrollada, labio superior corto, orificios nasales elevados y un paladar arqueado.

Referencias: https://www.mdsaude.com/es/2015/10/adenoides-en-ninos.html https://www.tuasaude.com/es/adenoides/ https://www.infosalus.com/asistencia/noticia-operar-vegetaciones-ya-no-operan-tanto-20180604084033.html