La vocación de ser médico, una superación personal continua

La vocación de ser médico.

La vocación de ser médico, una superación personal continua

02.11.2018

La vocación de ser médico es salvar diariamente vidas y ofrecer a todos una esperanza en los males y enfermedades que aquejan al ser humano, así como una mejor calidad de vida a quienes necesitan de su apoyo.

Los retos que un médico presenta a diario son una superación personal continua, cuando consigue y ve que el enfermo mejora o se va con una sonrisa en los labios y le agradece su ayuda, es entonces cuando siente que tantos años de estudios, tantas desveladas se han compensado, todo lo que ha sufrido para llegar hasta ahí; muchos sinsabores, pero también muchas satisfacciones.

Con el paso de los años de servicio el médico aprende que la Medicina es la ciencia menos científica de todas, no la de los libros, sino la de la vida diaria, la del enfermo con sus problemas, que deposita toda su confianza en su médico para que lo intente curar o por lo menos le alivie su sufrimiento.

Y es cuando realmente se da cuenta de que ha llegado donde está porque hay algo en su interior que a veces has dudado que estuviera, pero sin lo cual no hubiera superado todas las adversidades que se han ido presentando, que siempre ha estado en los momentos difíciles para animarse a seguir adelante y que en ese momento reconoce en toda su magnitud: la vocación de ser médico.

 

Referencia: http://www.mgyfsemg.org/medicinageneral/revista_64/pdf/318_319.pdf