La Universidad Rey Juan Carlos y los animales

La terapia solo se ha usado en el Hospital 12 de Octubre de Madrid.

La Universidad Rey Juan Carlos y las terapias con animales

La Universidad Rey Juan Carlos de Madrid (España) en colaboración con la Asociación Psicoanimal y el Hospital 12 de Octubre han desarrollado un proyecto llamado ‘Huella de Colores’. Es una terapia asistida con perros; capaz de reducir el dolor, la ansiedad y el estado anímico de los pacientes pediátricos.

El estudio se ha centrado en niños y adolescentes ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos del Hospital 12 de Octubre. El proyecto fue presentado a los medios y comunidad en unidad médica. Durante su presentación se expusieron las ideas y finalidades del estudio; además de los avances que se están consiguiendo con los pacientes a los que se les ha visitado junto a sus familias; para realizar una demostración de las actividades que llevan a cabo durante las sesiones de terapia.

Durante la puesta en práctica de ‘Huellas de Colores’ a cargo de la Cátedra Institucional de Investigación Animales y Sociedad de la URJC; se han realizado 23 visitas a 15 pacientes con una edad media de 14 años que habían sido intervenidos quirúrgicamente. Para ello, se ha utilizado un perro rescatado de situación de abandono, recuperado y posteriormente entrenado; que realizó una visita inicial de reconocimiento de la unidad antes de iniciar la terapia; para comprobar su adaptación al medio, comportamiento e implicación en estas circunstancias.

Según el estudio; todas las intervenciones han sido realizadas por Zenit un cachorro de raza Golden Retriever de 6 años. Una vez por semana; visita la unidad e interactúa con los niños previamente seleccionados por los profesionales sanitarios durante dos horas; supervisado por psicólogos y técnicos especialistas en intervenciones asistidas con animales.

Actualmente los resultados obtenidos han evidenciado avances positivos antes y después de las intervenciones con los animales. Entre estos avances se encuentra la disminución del dolor en hasta tres puntos, según las escalas habituales de medida de esta variable; reducción del nivel de ansiedad y otros síntomas asociados a la patología.

De acuerdo con los expertos; este proceso se trata de una intervención que aporta a los niños un respiro terapéutico durante la hospitalización a través de las emociones positivas que generan los perros; puesto que focalizan su atención en otro ser vivo que es cariñoso y cálido, permitiendo expresar sus emociones.

La terapia solo se ha usado en el Hospital 12 de Octubre de Madrid; sin embargo, existen procedimientos similares en centros médicos estadounidenses e italianos.