La trepanación craneal y sus inicios en la historia

La trepanación como parte historica de la Medicina regenerativa

La trepanación craneal y sus inicios en la historia

09.05.2019

La trepanación craneal, según Hugo Bart Huges, permitía que la sangre fluyera mejor fuera y dentro del cerebro. Es por ello por lo que se realizó una con un taladro eléctrico el 6 de enero de 1965. Huges murió en 2004 de una enfermedad de corazón.

Según un artículo publicado en La Voz del Muro, Huges originariamente era bibliotecario. Sin embargo también asistió a la escuela de Medicina donde aprendió  algunos aspectos sobre esta ciencia. Aunque le fue denegado el grado en Medicina por su adicción a la marihuana, llegó a publicar varios libros. En algunos de ellos hablaba de sus teorías acerca de que la trepanación se podría utilizar para mejorar la funcionalidad del cerebro. Esto se lograría mediante el equilibro de la proporción de sangre y fluido espinal cerebral.

En1970, Amanda Feilding, una inglesa de 27 años, se hizo a sí misma un agujero en la zona frontal de la cabeza. Para ello se sirvió de un torno eléctrico de dentista. El orificio craneal le permitiría alcanzar un nivel de conciencia superior. Feilding buscó durante 4 años un cirujano que llevara a cabo la operación. Al no encontrar ninguno, Feilding decidió perforarse la frente delante del espejo del cuarto de baño.

Su esposo, Joey Mellen, profesor de la Universidad de Oxford, grabó en vídeo la temeraria intervención que pudo costarle la vida.

Satisfecha con los resultados, Feilding viajó en 2002 a una clínica de México para que un cirujano le efectuara un segundo taladro. Actualmente, Amanda dirige una galería de arte en la calle londinense de Kings Road. Amanda se ha estrenado en la política local para reclamar que este tipo de trepanaciones sean realizadas de forma gratuita por la Seguridad Social.