La sobredetección y la sobredefinición

Sobrediagnóstico

La sobredetección y la sobredefinición de enfermedad

30.01.2019

La sobredetección y la sobredefinición son términos utilizados para referirse a un conjunto de elementos restringidos.

Estas actividades practicadas por algunos profesionales de la salud se derivan de tiempos ancestrales. Estas medidas hacen a las personas pacientes innecesariamente, en el caso del sobrediagnóstico. Es decir, identifican problemas que por lo general no les causarían algún daño.

Medicalizar experiencias de vida ordinarias a través de definiciones ampliadas de enfermedades, es otra de sus consecuencias. Estos generan más daños que beneficios y socavan el progreso hacia una solución en los pacientes. El sobrediagnóstico tiene dos causas principales. La primera de ellas es la sobredetección y la segunda es la sobredefinición.

El sobrediagnóstico es identificar anormalidades que no causan daño, que no generan un progreso, síntomas o un mal durante la vida restante del paciente; incluso pueden tener una solución espontánea. Esta actividad puede llegar a conducir a la sobredetección. Por ejemplo, tratar de encontrar incidentalomas en el uso de imágenes avanzadas.

La sobredetección también puede derivar del uso constante y creciente de las tecnologías de diagnóstico de alta resolución. Tales como las tecnologías de autoevaluación, el acceso a las pruebas y, en ciertos casos, de incentivos comerciales. Por ejemplo, al solicitar más pruebas es probable que se obtenga un diagnóstico de una enfermedad. Esto se vuelve un dilema cuando existe una evidencia de que la detección de una enfermedad temprana mejora los resultados del paciente.

La sobredefinición sucede por dos mecanismos. Estos consisten en reducir el umbral como un factor de riesgo sin evidencia de que, al momento de hacerlo esto beneficie al paciente.

Estas medidas pueden tener importantes consecuencias físicas, psicológicas y financieras. Y se consideran uno de los problemas más dañinos y costosos en la actualidad dentro del cuidado de la salud. Se requiere informarse sobre la historia natural de las enfermedades, pruebas y estudios que puedan involucrar a los pacientes en las decisiones sobre estrategias de diagnóstico.

Así mismo conviene asegurarse de que las nuevas definiciones de enfermedades estén basadas en evidencias y no en intereses financieros. Esto es de carácter importante para la orientar más a la atención y los recursos para prevenir.

Referencia: https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=91998