La salud pública de Venezuela lleva 6 meses de paro técnico

En peligro la salud pública de Venezuela.

La salud pública de Venezuela cumple 6 meses de paro técnico y sin respuestas, asegura la presidenta del Colegio de Enfermería de Caracas, Ana Rosario Contreras. Según informa EFE, la protesta iniciada por las enfermeras venezolanas el 25 de junio no se ha detenido y continúan recriminando al Gobierno las consecuencias que la crisis económica ha provocado en los centros de salud pública.

La presidenta de las enfermeras de Caracas reconoce que no tienen miedo y afirman que continuarán con la protesta contra el deterioro de la salud pública de Venezuela. Ana Rosario Contreras considera que las autoridades actúan contra enfermeras que denunciaron la existencia de medicamentos ocultos.

Profesionales considerados delincuentes

El Colegio de Enfermería de Caracas afirma que estas profesionales son consideradas delincuentes. Esto muestra “una venganza por parte de las autoridades”. En este sentido, la enfermera asegura que “si existen mafias que están sustrayendo medicamentos deben ser desmanteladas”.

Sin embargo, indica EFE, la portavoz consideró que en este caso se trata de una persecución a la disidencia. Esta práctica ha causado la destitución de personal en varios hospitales. El Instituto Venezolano de los Seguros Sociales está despidiendo a personal sanitario pese a tener un déficit de 3000 enfermeras.

6000 enfermeras abandonan el país

Según denuncia Contreras, al menos 6000 enfermeras se han ido del país debido a la crisis económica. Esta situación se traduce en hiperinflación, escasez generalizada y fallos en todos los servicios públicos. En su opinión, el Gobierno está intentando sancionar la voz disidente de los trabajadores venezolanos.

Por último, la enfermera ha criticado que el ministro de Salud, Carlos Alvarado, haya entregado juguetes a los niños internados en un hospital pediátrico. Lo que estos pacientes necesitan son antibióticos y una atención médica que no están recibiendo. Su gremio, ha concluido, continuará protestando para sacar a flote la salud pública de Venezuela.