La resistencia de los antibióticos y su eficacia

Bacteriólogos recomiendan antibióticos de baja resistencia.

La resistencia de los antibióticos y su máxima eficacia

07.03.2019

La resistencia de los antibióticos con el paso del tiempo, y el desarrollo de nuevas patologías ha incrementado de forma considerabl; según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Actualmente el tratamiento de elección para el shock séptico es recomendado en la administración de antibióticos de amplio espectro empíricos, preferentemente dentro de la primera hora del diagnóstico séptico.

Cuando el paciente manifiesta una sepsis se incrementa la probabilidad de resistencia en antibióticos específicos. Generalmente la resistencia potencial a los antibióticos es independiente de la clase del antibiótico. Es por ello por lo que es muy importante elegir el régimen antimicrobiano inicial para el paciente séptico.

Las cefalosporinas de tercera generación (solo la ceftazidima) ha sido asociada con resistencia de Pseudomonas aeruginosa. Por otro lado, este antibiótico contiene un potencial de resistencia mínimo; sin importar el elevado volumen de uso durante largos periodos.

No existe algún acuerdo que defina los patógenos resistentes y los sensibles a agentes específicos. Sin embargo; las pruebas de sensibilidad se basan en las concentraciones séricas alcanzables; a través del uso de las dosis habituales de los antibióticos sugeridos. Dichas pruebas se utilizan para los organismos en crecimiento; y por ello estas mismas no se aplican en organismos de crecimiento rápido.

Existen diferentes tipos de resistencia clínicas; la resistencia natural o inherente es segmentada por el mecanismo o tipo de resistencia. La resistencia a los antibióticos se considera como intrínseca o adquirida; en algunos casos puede ser clasificada dentro de una clase o como resistencia cruzada.

La resistencia adquirida es la transformación de los organismos que eran sensibles a varios antibióticos, pero han cambiado a resistentes. Este tipo de resistencia puede ser absoluta o relativa, de nivel alto o bajo.

La resistencia cruzada hace referencia al rechazo de antibióticos de diferentes clases; se debe a un mismo mecanismo de resistencia. En general, afecta a varios antibióticos dentro de una misma familia; ejemplo: la resistencia a la oxacilina en los estafilococos que se cruza con todas los ß-lactámicos.

En ciertos casos puede afectar a antibióticos de familias diferentes; ejemplo: la resistencia por impermeabilidad a las ciclinas se cruza con la resistencia al cloranfenicol y a la trimetoprima.

Especialistas bacteriólogos recomiendan seleccionar un antibiótico de bajo potencial de resistencia, con el espectro correcto y un elevado grado de actividad frente al patógeno; de igual forma considerar la relación farmacocinética y farmacodinamia para usar la dosis más elevada y lograr la máxima eficacia en el paciente.

Referencia: https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=93414