La relación entre el profesional y sus pacientes

médico-paciente

26.08.2018

La relación entre el profesional y sus pacientes es una técnica de interacción humana, con el contenido emocional que en ellas conllevan. La relación médico-paciente lleva implícito un reparto de roles; que forman parte de las emociones y sentimientos por lo que es normal que algunos pacientes sean del agrado del médico y otros no.

Existen variadas definiciones sobre un paciente de trato difícil, por ejemplo, la de O´Dowd, que los define como un grupo heterogéneo de pacientes afectador de enfermedades relevantes cuyo único rasgo en común es la capacidad de producir distrés en el médico. Por otro lado, esta Ellis, quien dice que un paciente difícil simplemente es aquel que consigue hacer sentir a los médicos una sensación de desagrado al verlo en la lista de los pacientes del día.

Sin embargo, poner al paciente una etiqueta de difícil podría no ser más que una estrategia inconsciente del profesional para contener su propia incapacidad de manejar situaciones desagradables, por esta razón los profesionales de la salud han preferido hablar de esto como un tema de relaciones médico-paciente difíciles. Todo el mundo puede ponerse agresivo en un momento y situación determinada, pero hay personas que pueden conservar la calma y hay quienes por casi nada se exaltan.

Los factores derivados del paciente pueden llegar a ser por alguna enfermedad complicada, síntomas confusos y difíciles de catalogar o expresar, miedo a algún padecimiento grave o a algún tratamiento agresivo. Habitualmente el médico se encuentra preparado para afrontar ciertas dificultades, es bien sabido que las personalidades de las personas no se pueden cambiar, pero se pueden aceptar y mejorar la relación médico-paciente.

Los sentimientos que predominantemente generan en los médicos son irritabilidad y frustración. La mayoría coincide en que estos pacientes son escasos, pero ocasionan un impacto emocional intenso, hace creer a los médicos que sus habilidades y estrategias para manejarlos son limitadas por lo que consideran necesaria formación específica para mejorarlas.

Aunque cuantitativamente las malas relaciones entre médicos y pacientes no se consideran un problema relevante, provocan un gran desgaste emocional. Es por lo que se consideran necesario la formación/entrenamientos específicos en entrevista clínica dadas las dificultades que presenta su manejo. A pesar de que cada profesional adopta estrategias o maniobras que ha ido aprendiendo de forma autodidacta: «aprendes de tus errores».

 

Referencias: http://www.facmed.unam.mx/deptos/familiar/compendio/Primero/I_SM_28-52.pdf
http://www.elsevier.es/es-revista-atencion-primaria-27-articulo-pacientes-trato-dificil-atencion-primaria-13044895