La práctica diaria del médico, enriquece sus conocimientos

La práctica médica

La práctica diaria del médico, enriquece sus conocimientos

23.11.2018

La práctica diaria de un médico enriquece sus conocimientos, así como su experiencia y es bien sabido que esta solo se obtiene del trabajo diario, de lo que se ve, de las reflexiones que se realizan y de las conclusiones que se elaboran apoyadas en los conocimientos que tiene cada ser humano.

Las dificultades que los médicos se encuentran en el análisis de su labor y de cómo pueden obtener mejores resultados junto con las experiencias que adquieren todos los días volviéndose parte de su crecimiento profesional.

La fuente más importante de aprendizaje de los médicos es la reflexión sobre su práctica diaria, con el apoyo bibliográfico imprescindible. Del paciente al libro y del libro al paciente.

Se debe buscar la respuesta a las interrogantes en la vida y en los libros. Tener los textos actualizados, leer a menudo una revista de su especialidad y revisar sistemáticamente los problemas que atiende con más frecuencia.

La buena práctica médica es trabajosa y exige dedicación. No es posible atender apresuradamente a los pacientes siguiendo horarios rígidos. Ya que es muy importante que el paciente se sienta atendido, saber oírlo, examinarlo, hablar con él, explicarle todo lo necesario y aclarar todas sus dudas.

Sin embargo, es importante recordar que la verdadera experiencia no consiste en ver mucho, sino en ver inteligentemente. Siempre se aprende algo con cada paciente si el médico reflexiona con inteligencia sobre su trabajo y los pacientes que atiende.

 

Referencia: http://www.revmgi.sld.cu/index.php/mgi/article/view/17/13