La pirosis funcional y la calidad de vida del paciente

Pirosis funcional

La pirosis funcional y la calidad de vida del paciente

26.10.2018

La prevalencia real de pirosis funcional en la población general, al igual que ocurre en otros trastornos funcionales, es difícil de conocer con exactitud por diferentes motivos; entre otros, el hecho de que no todos los individuos que presentan la enfermedad solicitan atención médica.

Los factores responsables de los síntomas de la pirosis funcional en los pacientes, al igual que ocurre con el resto de los trastornos funcionales esofágicos, todavía no se conocen bien.

La aparición de los síntomas de la pirosis funcional sería la consecuencia de una combinación de diversos de factores, de carácter biológico, psicológico y social, de tal forma que adquieran una importancia tal como para que el paciente solicite atención médica como consecuencia de sus síntomas.

Entre los pacientes con pirosis funcional se pueden distinguir 2 grupos clínicos diferenciados:

  • Aquellos en los que existe una clara asociación temporal entre la aparición de pirosis y los episodios de reflujo ácido documentados en la pH-metría.
  • Los pacientes en los que esta asociación cronológica es menos consistente.

Debido a que en la actualidad no hay estudios que lo hayan evaluado de manera rigurosa, el tratamiento de la pirosis funcional es fundamentalmente empírico.

Los pacientes con pirosis funcional tienen síntomas semejantes a los de los pacientes con ERGE (enfermedad por reflujo gastroesofágico). Se asume que al menos un subgrupo de estos pacientes relaciona la aparición de la pirosis con episodios de reflujo ácido esofágico. En muchos casos cabría probar tratamiento farmacológico antirreflujo con el objetivo de reducir al máximo la pequeña cantidad de ácido que condiciona los síntomas del paciente.

La calidad de vida relacionada con la salud del paciente con pirosis funcional debe ser un objetivo terapéutico para alcanzar en cualquier enfermo, este objetivo es particularmente importante en pacientes con trastornos funcionales digestivos, ya que en estos existe una mayor alteración, además, no se dispone de medidas objetivas convencionales para la evaluación de la respuesta al tratamiento. A pesar de la importancia creciente de la medida de la calidad de vida, en pacientes con pirosis funcional, hoy en día, apenas existen datos directos publicados. La mayor parte de información disponible procede de publicaciones que han evaluado este aspecto en pacientes con ERGE, en sentido amplio.

 

Referencia: http://www.elsevier.es/es-revista-gastroenterologia-hepatologia-14-articulo-calidad-vida-los-pacientes-con-13058925