La pérdida auditiva, un padecimiento en los jóvenes

Consecuencia de la exposición excesiva a sonidos fuertes.

La pérdida auditiva, un padecimiento en los jóvenes

La pérdida auditiva actualmente afecta a más de 1100 millones de jóvenes en el mundo. Este padecimiento es consecuencia de la exposición prolongada y excesiva a los sonidos fuertes, incluida la música que escuchan a través de auriculares.

Tras la identificación de esta problemática sanitaria; la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) emitieron un nuevo estándar internacional para el diseño y uso de estos dispositivos; incluidos los teléfonos inteligentes y reproductores de audio, para hacerlos más seguros al momento de usarlos.

La pérdida auditiva actualmente afecta a 466 millones de personas. La mayoría de estos padecimientos se registran en países de ingresos bajos y medios. La pérdida auditiva que no se trata; representa un costo global anual de 750 mil millones de dólares.

Las características principales de los nuevos dispositivos diseñados por la OMS y la UIT, incluyen un software que rastrea el nivel y la duración de la exposición del usuario al sonido como porcentaje utilizado de una exposición de referencia.

Un perfil auditivo personalizado, basado en las prácticas de escucha del usuario, que informa al usuario de la forma segura que ha estado escuchando; dándole señales de acción basadas en esta información y opciones para limitar el volumen; incluida la reducción automática del volumen y control de este por los padres.

Este diseño busca  contrarrestar la pérdida auditiva especialmente entre los jóvenes; tanto cuando están expuestos a la música y otros sonidos en lugares de entretenimiento ruidosos; como mientras escuchan música a través de sus dispositivos de audio personales.