La parálisis del nervio facial y su identificación

Parálisis facial

La parálisis del nervio facial y su identificación

28.02.2019

La parálisis del nervio facial puede causar debilidad repentina y temporal en los músculos faciales. Esto hace que la mitad de la cara se vea caída. La sonrisa se dibuja en un solo extremo, y uno de los ojos no cierra por completo.

La parálisis de Bell, más conocida como parálisis facial, puede padecerse a cualquier edad. Actualmente no se conoce con exactitud la causa de este padecimiento. Estudios clínicos mencionan que es resultado de la hinchazón e inflamación del nervio que controla los músculos de un lado de la cara. En la mayoría de los casos, este padecimiento es temporal. También se cree que es una reacción después de una infección viral.

Los signos y síntomas de la parálisis de Bell suceden repentinamente y pueden incluir los siguientes: dificultad para hacer expresiones faciales; como cerrar un ojo o sonreír, babeo constante incontenible, dolor alrededor de la mandíbula o dentro o detrás de la oreja del lado afectado y dolor de cabeza.

La parálisis de Bell no tiene como causa un accidente cerebrovascular, pero puede ocasionar síntomas similares. Las causas de este padecimiento están asociadas con exposiciones viral, entre ellas; aftas y herpes genital, varicela y culebrilla, mononucleosis infecciosa, infecciones por citomegalovirus, enfermedades respiratorias y gripe (influenza B).

La parálisis facial es más frecuente en las personas que presentan lo siguiente: están embarazadas; especialmente durante el tercer trimestre o en la primera semana después del parto; tienen una infección de las vías respiratorias superiores o padecen diabetes.

Las complicaciones mayores de esta parálisis van desde una sincinesia hasta la ceguera parcial o total del ojo que no se cierra a causa de la sequedad excesiva y daño irreversible en nervio facial.

Referencia: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/bells-palsy/symptoms-causes/syc-20370028