La muerte encefálica y donación de órganos

MUERTE ENCEFALICA

La muerte encefálica y donación de órganos

11.10.2018

La muerte encefálica (ME) es una condición determinada por el cese completo e irreversible de las funciones cerebrales. El mantenimiento de estas funciones vitales crea una oportunidad para la donación de órganos. Anteriormente, de cada 10 mexicanos, 7 estaban en contra de la donación. En la actualidad la percepción se ha revertido: 7 de cada 10 connacionales están a favor de la donación.

Sin embargo, aún se necesita fomentar y propiciar una cultura de la donación, ya que no existen suficientes órganos para atender la gran demanda de habitantes que necesitan un órgano para trasplante: existen más de 21 500 personas en lista de espera; de las cuales, cerca de 13 700 requieren un riñón (alrededor del 64% del total de la demanda de órganos) y más de 7 200 necesitan una córnea.

En la muerte encefálica hay que tener en cuenta que el mejor modo de hacer el diagnóstico es mediante la exploración clínica, siempre teniendo en cuenta que se dispone de tres importantes fenómenos intracraneales relacionados con la muerte cerebral:

  1. Parada circulatoria cerebral (estudiable con arteriografía, entre otras técnicas).
  2. Ausencia de actividad bioeléctrica del SNC (estudiable con electroencefalograma).
  3. Disminución del consumo cerebral de oxígeno (estudiable mediante el análisis de la extracción de O2).

La muerte encefálica supone el evento final de un número importante de enfermos ingresados que aumenta en aquellas unidades de referencia para patología neurológica médica y/o quirúrgica. El diagnóstico y la comunicación de la muerte debe realizarse de forma inequívoca pues en ellos se basa la toma de decisiones y la actuación del médico una vez confirmada. Solo existen dos caminos:

  • Retirar las medidas de soporte al fallecido, acortando el sufrimiento a familiares y evitando el consumo inútil de recursos materiales y humanos.
  • Solicitar a la familia la donación e iniciar en el fallecido las medidas de mantenimiento de los órganos hasta su extracción.

El trasplante supone la mejor y, a veces, la única alternativa que les queda a muchos enfermos con daño irreversible de alguno de sus órganos o tejidos.

 

Referencias: http://www.elsevier.es/es-revista-medicina-integral-63-articulo-la-muerte-encefalica-el-mantenimiento-13033376 https://www.gob.mx/salud/articulos/aumenta-la-donacion-de-organos-en-mexico?idiom=es http://www.trasplantes.net/images/PDF/Manualdemuerte%20encefalicay%20Donacion.pdf