La memoria corporal humana y su desarrollo

Incide en la integración de estructuras cerebrales en cortezas.

La memoria corporal humana y su desarrollo

19.02.2019

La memoria corporal resume las actividades posibles a ejecutar en situaciones concretas; y puede ser modificada por la experiencia sensorial. Es principalmente innata. El conocimiento del cuerpo proviene de distintas fuentes, entre ellas, los sentidos corporales que permiten la percepción del entorno.

Los interceptores o terminaciones nerviosas sensoriales son los principales encargados de registrar los estímulos originados en los órganos internos. Los propioceptores posibilitan determinar la posición relativa de los segmentos corporales contiguos. El sistema vestibular percibe los movimientos y la posición de la cabeza.

La memoria corporal; incide en la integración de diferentes estructuras cerebrales en las cortezas extraestriada, la premotora, el parietal posterior y de igual forma en el temporo-parietal.

La estructuración del conocimiento del cuerpo comienza en las etapas iniciales del desarrollo del individuo. La primera representación del cuerpo es aquella generada por la confluencia de la información proveniente de los diferentes receptores sensoriales, receptores del sistema vestibular, propioceptores e interoceptores., Esto permite a los neonatos percibir, de manera inconsciente, el cuerpo sensible y su existencia como individuo diferente de los elementos del entorno.

Durante los primeros 6 meses, el bebé puede ubicar su cuerpo en el espacio, puesto que en el cerebro se procesa la información sensorial auditiva, del sistema vestibular, visual, somestésica y propioceptiva.

El reconocimiento de los diferentes segmentos corporales y de su cuerpo se produce de manera respectiva, en el intervalo de 12 a 18 meses y generalmente alcanza los dos años. En el desarrollo del conocimiento del propio cuerpo incide la cultura, las reglas, principios, costumbres y el lenguaje

Los trastornos psicológicos y nutricionales pueden desarrollarse debido a la existencia de anomalías en el flujo de información aferente y la generada por la matriz corporal; disfunción o lesión en las estructuras cerebrales.

Referencia: https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=93106