La historia de la Medicina en el mundo

La historia de la Medicina en el mundo

La historia de la Medicina en el mundo

30.05.2019

La historia de la Medicina en el mundo principalmente se caracterizó por ser intuitiva, mágica y religiosa. Por otro lado, la experiencia le demostró al hombre primitivo que había ciertos vegetales que suprimían la fiebe y curaban más rápidamente las heridas. Después del descubrimiento, diferentes personajes comenzaron a usar vegetales en la Medicina mágica y en la aplicación de los procedimientos curativos. Así se recoge en un artículo publicado en Monografías.

En el Mesolítico se conoció el mago o chaman, tal vez por la necesidad de buscar intermediarios para acudir a los dioses. El objetivo era destruir la maléfica acción de los espíritus malignos. Este intermediario no podría ser otro sino aquel que demostraba superioridad sobre los demás. De acuerdo con el artículo, este miembro de la familia o tribu conjugaba las funciones del sacerdote, maestro, médico y policía. Era denominado, según indica el artículo, mago o chamán. Este fue el primer médico en la historia de la humanidad. Los antropólogos han llegado a establecer que el chamán presidía los ritos de la pubertad, de la fecundidad y de la muerte. El chamán usaba algunas drogas que continúan siendo utilizadas en la práctica actual. Entre ellas, la cáscara sagrada, la cocaína, estrofantina, curare, efedrina, reserpina, entre otras.

Historia de la Medicina en el mundo

En Mesopotamia la Medicina era un arte sagrado que se enseñaba en el templo. Además, el médico- sacerdote. Era la personalidad  más docta de una ciudad. Sabía leer y escribir. Tenía conocimiento en ciencia, religión, la adivinación y la astrología. Se misión era tratar al enfermo con talismanes, drogas y operaciones menores. Estaba investido de autoridad y encarnaba conocimiento de la medicina mágico-empírica. Sus honorarios estaban regulados por la ley y esta establecía la penalidad en caso de que como consecuencia de un tratamiento se produjera daño. Los médicos trataban las enfermedades por medio de drogas, fumigación, baños medicinales y agua caliente y fría. Además, reconocían las enfermedades de los ojos y oídos, de la piel y venéreas, y afecciones respiratorias, tumores, abscesos y reumatismo.

El médico egipcio, a diferencia del Chaman o médico brujo, era un hombre culto y sabio. Su pericia fue admirada en todas partes y a menudo era llamado al extranjero para atender reyes enfermos. Poseía conocimientos empíricos, habilidad manual y gran experiencia por haber practicado al lado de buenos médicos. La ciencia de la salud de los médicos pertenecientes a la casta sacerdotal se recogía en los libro heméticos o sagrados. Estos conocimientos se impartían en las escuelas de Sais, Tebas y Eliopolis. Dichos textos de estudio contenían la sabiduría de siglos.