La función de las células en el sistema inmune

La función de las células en el sistema inmune

La función de las células en el sistema inmune

30.05.2019

La función de las células en el sistema inmune es proteger, y no permitir que ingrese algún cuerpo de sustancia extraña. Entre estos cuerpos extraños están las bacterias, los virus o las células tumorales. Cuando el cuerpo descubre una sustancia extraña, varios tipos de células entran en acción en lo que se denomina respuesta inmune.

Esto permite contrarrestar múltiples condiciones y enfermedades cardiacas. Además, esto los convierte en un factor crucial en la formación de las válvulas del órgano. Los hallazgos pueden cambiar el panorama en el tratamiento de las enfermedades propias de esta región del cuerpo. Según un artículo publicado en la web Chemocare, los linfocitos son uno de los principales tipos de células inmunitarias. Principalmente los linfocitos se dividenen en células B y T.

  • Los linfocitos B producen anticuerpos, proteínas (gammaglobulinas), que reconocen sustancias extrañas y se unen a ellas. Los linfocitos B están programados para hacer un anticuerpo específico. Cuando una célula B se encuentra con su antígeno desencadenante, esta produce muchas células grandes conocidas como células plasmáticas. Cada célula plasmática es esencialmente una fábrica para producir anticuerpos. Un anticuerpo corresponde a un antígeno de la misma manera que una llave lo hace con su cerradura. Siempre que el anticuerpo y el antígeno se corresponden, el anticuerpo marca el antígeno para su destrucción. Los linfocitos B no pueden penetrar en las células, de manera que el trabajo de atacar estas células diana se deja a los linfocitos T.
  • Los T son células que están programadas para reconocer, responder a y recordar antígenos. Los linfocitos T (o células T) contribuyen a las defensas inmunitarias de 2 formas principales. Algunos dirigen y regulan las respuestas inmunes. Cuando son estimulados por el material antigénico presentado por los macrófagos, las células T forman linfocinas que alertan a otras células. Otros linfocitos T pueden destruir células objetivas al entrar en contacto directo con ellas.

Función de las células en el sistema inmune

Los macrófagos son la primera línea de defensa del cuerpo y cumplen diferentes funciones. Un macrófago es la primera célula en reconocer y envolver sustancias extrañas (antígenos). Los macrófagos descomponen estas sustancias y presentan las proteínas más pequeñas a los linfocitos T. Por su parte, las células dendríticas se conocen como el tipo de célula más eficiente en la presentación de antígenos. Estas tienen la capacidad de interactuar con las células T e iniciar una respuesta inmune.