La exfoliación química, riesgos y beneficios

Uno de los procedimientos de rejuvenecimiento de piel más utilizados.

La exfoliación química, riesgos y beneficios

15.03.2019

La exfoliación química, actualmente se considera uno de los procedimientos de rejuvenecimiento de la piel más utilizados, señala una publicación de Mayo Clinic. Este procedimiento se basa en la aplicación de una solución química sobre la piel para extraer las capas . Posteriormente, la piel que vuelve a crecer más suave y con una apariencia más joven.

Los beneficios de esta práctica son varios, aunque principalmente se utiliza de manera estética. Por ejemplo, para tratar las arrugas, los cambios de la piel y las cicatrices, principalmente en la cara.

Existen tres tipos de profundidad para el tratamiento de la exfoliación química:

  • Suave. Esta exfoliación es de manera superficial, mediante la cual retira la capa exterior de la epidermis. Se utiliza principalmente para las arrugas finas, acné, sequedad y tono disparejo de la piel.
  • Intermedia. Consiste en retirar las células cutáneas de la epidermis y de sectores de la dermis. Se recomienda para las cicatrices por acné, el tono disparejo de la piel y las arrugas.
  • Profunda. Retira las células cutáneas de la epidermis y de sectores de la parte media a baja de la dermis. Se sugiere en pacientes con arrugas más profundas, tumores precancerosos y cicatrices.

Como todo procedimiento, es importante valorar los riesgos que conlleva esta práctica y comunicárselos a sus pacientes, por ejemplo:

  • Enrojecimiento. Este puede durar varios meses, generalmente se presenta después de una exfoliación química intermedia o profunda. Esto implica el proceso de curación de la piel tratada.
  • Cicatrización. Raramente se presentan cicatrices, pero si llegasen a aparecer se puede recomendar antibióticos y esteroides para suavizar su aspecto.
  • Cambios en el color de la piel. Una exfoliación química puede provocar cambios en el color de la piel; es importante informar al paciente que una piel tratada puede que se vuelva más oscura de lo normal (hiperpigmentación) o más clara de lo normal (hipopigmentación). La hiperpigmentación es más frecuente después de exfoliaciones superficiales. Mientras que la hipopigmentación es más frecuente después de exfoliaciones profundas. Los cambios en el color de la piel son más frecuentes en personas que tienen piel más oscura y pueden ser permanentes.
  • Infección. Puede provocar un brote del virus del herpes labial. Raramente provoca una infección bacteriana o micótica.
  • Daño cardiaco, renal o hepático. En casos más extremos, una exfoliación química profunda puede dañar el músculo cardíaco y provocar un ritmo cardíaco irregular, ya que utiliza ácido carbólico (fenol). El fenol también puede dañar los riñones y el hígado. Para limitar la exposición al fenol, la exfoliación química profunda se hace por partes, en intervalos de 10 a 20 minutos.