La enfermedad de mononucleosis; contagiosa

Actualmente no existe una vacuna para prevenirla.

La enfermedad de mononucleosis; potencialmente contagiosa

18.03.2019

La enfermedad de mononucleosis es provocada por el virus de Epstein-Barr; y se transmite, principalmente, por la saliva. Este virus no solo que se contagia a través de besos; sino también al compartir bebidas o alimentos infectados.

Los síntomas principales de este virus son la debilidad y el cansancio extremo. Si no es atendida; provoca fiebre, inflamación de garganta y sistema respiratorio, hinchazón del páncreas y erupciones continuas.

El contagio del virus Epstein-Barr; solo puede ser detectado a través del examen de sangre. Cuando un paciente manifiesta mononucleosis debe mantenerse en reposo y evitar todo contacto con otras personas. Es una enfermedad que se puede contagiar muy fácilmente.

Actualmente no existe una vacuna para prevenir la mononucleosis. Solo evitar frecuentar a las personas que padecen este síntoma sirve como prevención. Los antibióticos no son eficaces contra la mononucleosis; pues este padecimiento es causado por un virus.

Quienes manifiestan este virus deben evitar los deportes, actividades físicas o ejercicios de cualquier tipo. Moverse demasiado lo pone en riesgo de ruptura del bazo; especialmente si se el virus sigue evolucionando. Es vital evitar las actividades físicas y deportes de contacto; durante unas 3 a 4 semanas después de haber tenido mononucleosis.

La mayoría de los pacientes suelen mostrar mejorías entre 2 a 4 semanas. La fatiga puede durar varias semanas más. En algunos casos más delicados; los síntomas pueden durar 6 meses o más. Un artículo publicado en Saludario; menciona que otras complicaciones pueden incluir anemia, problemas del sistema nervioso, o hepatitis con ictericia.