La composición corporal influye en la salud respiratoria

La composición corporal del niño incide en la función pulmonar cuando es adulto.

La composición corporal en la infancia puede influir en la salud respiratoria futura. Investigadores del ISGlobal de Barcelona (España) creen que una buena salud respiratoria en la vida adulta se relaciona con los porcentajes de grasa de la infancia.

Según recoge la agencia SINC, este trabajo se ha desarrollado dentro del proyecto Ageing Lungs in European Cohorts (ALEC). Este estudio afirma que a mayor composición corporal mejor salud respiratoria en el futuro. Los chicos con más músculo, explica SINC, tienen una mejor función pulmonar.

Investigaciones previas habían analizado la relación entre la masa corporal total y la función pulmonar. Sin embargo, los resultados habían sido contradictorios. Judith García-Aymerich, jefe del programa de Enfermedades No Transmisibles de ISGlobal, ha destacado que estos estudios ofrecían conclusiones dispares. Unos relacionaban una mayor masa corporal con una mejor función pulmonar. Otros asociaban la mejor función pulmonar con una reducción de la composición corporal.

Resultados contradictorios

Sin embargo, García-Aymerich cree que los resultados contradictorios de dichos estudios pueden atribuirse a que la composición corporal no tiene en cuenta cuál es la contribución del músculo y de la grasa. La investigación realizada por el ISGlobal combina las medidas de la composición corporal con otras obtenidas por absorciometría de rayos X de energía dual.

Con este procedimiento, explica SINC, se diferencia entre músculo y grasa. Las investigadoras midieron, además, la función pulmonar en niños y niñas a los 8 y a los 15 años. Por otro lado, calcularon el crecimiento que experimentaba durante este periodo. En el estudio participaron 6964 personas de la cohorte de nacimiento del Reino Unido Avon Longitudinal Study of Parents and Children (ALSPAC).

Los resultados muestran que una mayor composición corporal se asocia a mayores niveles y tasa de crecimiento de capacidad vital forzada (CVF). La CVF es la cantidad total de aire que puede exhalar una persona respirando lo más profundamente posible. Los niños con niveles de grasa más altos mostraron niveles más bajos de VEF1 (volumen espiratorio forzado), que es la cantidad de aire que una persona exhala con fuerza en un segundo.

Estilo de vida saludable

Las autoras del estudio consideran que los resultados ponen de relieve que la composición corporal de debería valorar cuando se estudian los efectos del peso de los niños en la salud. A su juicio, la composición corporal en la infancia y la adolescencia desempeña un papel significativo en la salud respiratoria. Por esta razón, apuestan por que las estrategias de salud pública promuevan estilos de vida saludables.