La capacidad de atención sanitaria de los médicos

Si el médico trabaja agotado puede equivocarse con frecuencia.

La capacidad de atención sanitaria de los médicos

08.04.2019

La capacidad de atención sanitaria; es un factor de basta relevancia que influye en el estado de ánimo de los galenos. Actualmente en México; la demanda de atención hospitalaria se encuentra en un ascenso descomunal, sin embargo; el aumento de derechohabientes no ha sido proporcional con el incremento de unidades y profesionales de la salud.

Recientemente suscitó un caso de un médico general de España; quien acusó atender a 64 pacientes en un día. De esta forma, denunciaba  las agotadoras jornadas laborales de las que son objetos los galenos.

Según un artículo publicado en Saludiario; los galenos padecen una “esclavitud” de atención sanitaria moderna. Actualmente, diversos estudios han demostrado que el tiempo promedio de una consulta es de 10 minutos y un médico trabaja una jornada de 8 horas. Esto indicaría que atendería a 48 pacientes; sin embargo, la realidad no es así. Existen muchos casos alrededor del mundo en los que los galenos deben recibir a más personas en un día.

Uno de los aspectos más importantes a considerar en el sector sanitario, es que son esenciales las pausas cada cierto tiempo para evitar el estrés y cansancio mental. Además, si el médico trabaja agotado; aumentan considerablemente las probabilidades de que se equivoque.

De igual forma, es de suma importancia considerar que no todas las consultas médicas son iguales. Mientras algunas pueden ser de rutina, otras requieren más tiempo y se pueden extender por varios minutos. Las consultas de especialidad; con mayor frecuencia se prolongan.

De esta forma, resulta imposible pensar en un número máximo de pacientes que deba atender un médico al día. Estudios civiles y científicos; han apuntado que lo que se debe hacer es cambiar la estructura de la atención médica. Actualmente existe una crisis de atención sanitaria, sin embargo; en un futuro se puede llegar a extender de forma alarmante e incontenible.