La artritis idiopática juvenil; un trastorno articular

La AIJ pauciarticular compromete 4 o menos articulaciones

La artritis idiopática juvenil; un trastorno articular

05.03.2019

La artritis idiopática juvenil (AIJ); es una enfermedad prolongada y crónica que causa dolor e inflamación articular. Actualmente se desconoce el causante de este padecimiento; aunque diversos estudios apuntan que el organismo manifiesta una confusión que ataca y destruye por error el tejido corporal sano.

Este trastorno articular generalmente ocurre antes de los 16 años. Algunos síntomas pueden empezar incluso desde los 6 meses de edad. Existen diferentes tipos de artritis. Los más comunes son la AIJ sistémica que implica dolor o inflamación articular y suele provocar fiebres y erupciones cutáneas..

La AIJ poliarticular compromete muchas articulaciones, entre ellas; las piernas y los brazos, al igual que la articulación de la mandíbula y el cuello; este tipo puede convertirse en artritis reumatoidea.

La AIJ pauciarticular compromete 4 o menos articulaciones; generalmente ataca las muñecas o las rodillas y en raros casos afecta los ojos. El espondilo artritis en niños es similar al trastorno en adultos; y en repetidas ocasiones afecta la articulación sacroilíaca.

Según un un estudio de Medline Plus; los principales síntomas de la artritis idiopática juvenil pueden incluir; articulación hinchada, roja o caliente, cojera o problemas para usar una extremidad, fiebre alta y recurrente y erupción cutánea en las extremidades que aparece y desaparece con la fiebre.

Este padecimiento se puede diagnosticar a través de diversos exámenes, entre ellos; radiografía de una articulación, la gammagrafía del hueso, la radiografía de tórax, un ECG y un examen regular de los ojos por un oftalmólogo.

Las posibles complicaciones graves incluyen; el desgaste o destrucción de las articulaciones, tasa de crecimiento lenta, crecimiento desigual de un brazo o una pierna, pérdida de la visión o disminución de la visión a raíz de la uveítis crónica, anemia e inflamación alrededor del corazón.

Los tratamientos más comunes para combatir este trastorno articular incluyen; el metotrexato y los fármacos biológicos; como etanercept (Enbrel), infliximab (Remicade) y fármacos relacionados.