Japón regulará la edición genética tras errores clínicos

Japón no dispone de una legislación que prohíba la edición genética.

Japón regulará la edición genética tras errores clínicos

Según un reciente artículo; Japón busca regular legalmente la edición genética de embriones humanos para evitar que puedan ser devueltos al útero y se realice una mala práctica de dicha tecnología; como el proyecto realizado por el científico chino He Jiankui. He sorprendió cuando, en noviembre de 2018;, anunció que había realizado con éxito una edición genética a dos bebés al nacer con una protección contra el VIH; sin embargo,  dicha práctica generó un debate internacional sobre la ética del procedimiento.

El Gobierno japonés desarrolla diversas recomendaciones sobre el uso ético de la edición genética y busca regular su aplicación en estudios clínicos. Sin embargo, el caso de He alarmó a Japón, puesto que considera necesarias medidas punitivas. No obstante, China cuenta con un código propio al respecto. Autoridades sanitarias japonesas celebrarán una reunión de bioética el próximo 22 de abril en la que se propondrá una ley sobre la materia que establezca sanciones a los infractores; con la finalidad de evitar un mal uso de la edición genética que pueda retrasar su investigación y desarrollo.

Actualmente, Japón no dispone de una legislación que prohíba explícitamente la alteración de los generes de óvulos humanos fecundados.

No obstante, dicho país asiático cuenta con directrices que prohíben la investigación clínica sobre el trasplante de embriones al útero tras la alteración genética; sin embargo, los especialistas señalan que las pautas carecen de información, puesto que no estipulan ninguna sanción y no se aplican a las investigaciones con fines médicos. La edición genética permite ayudar a mejorar el tratamiento y la curación de trastornos genéticos. Sin embargo, se teme que acabe siendo utilizada para la creación de bebés «a la carta» que podrían tener riesgos desconocidos para generaciones futuras.

Desde que en 2012 se desarrollara la técnica CRISPR-Cas9 de modificación genética; la tecnología se ha implementado mayormente en los sectores agrícola y médico, aunque su aplicación en embriones humanos sigue siendo controvertida y está prohibida en muchos países.