Interruptor genético para la obesidad

Obesidad

Interruptor genético para la obesidad

15.01.2019

Investigadores han desarrollado un interruptor genético para la obesidad. El dispositivo ha sido desarrollado  por el doctor Raúl Bastarrachea Sosa, investigador de la Universidad de Texas en San Antonio. El objetivo principal del estudio fue determinar si existen factores característicos en cuanto a la reactividad entre personas con historial genético de obesidad o, en tal caso, sin dicho pasado.

Este proyecto de Genética de Enfermedades Metabólicas en México (GEMM) está orientado a determinar si existe alguna diferencia en la transcripción genética entre personas con tendencia familiar hacia la obesidad y las que no.

En México, siete de cada 10 adultos padecen obesidad o sobrepeso, un problema de salud pública que ha detonado el lanzamiento de campañas de concientización para adoptar una alimentación saludable y realizar actividades físicas. Actualmente se lleva a cabo en diez ciudades del país:

  1. Monterrey.
  2. Ciudad Victoria.
  3. Chihuahua.
  4. San Luis Potosí.
  5. Guadalajara.
  6. Ciudad de México.
  7. Morelia.
  8. Veracruz.
  9. Cuernavaca.
  10. Mérida.

Se considera que en una condición de obesidad uno de los factores que influye es la genética propia. “Lo que vamos a buscar es la característica de esa transcripción genética; que es el ARN mensajero, que sale del núcleo y se va a los ribosomas en la persona que tiene el linaje con obesidad o la persona que no cuenta con eso”, explica el doctor Salvador Valdovinos; coordinador del proyecto GEMM.

“Dicho estudio se probó en un grupo de 100 personas al cual se les tomo una biopsia de uno de los dos muslos. La primera biopsia se les tomó en ayuno, y a la segunda biopsia se tomó la biopsia en el otro muslo las dos semanas siguientes; con un tiempo de tres horas después de consumir alimento estandarizado. Los resultantes de esas muestras se recibirán en la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), que es donde se ubica a nivel nacional el proyecto de investigación, y una vez que almacenemos todo en refrigeración, las mandaremos a San Antonio, Texas”, concluye Valdovinos.

 

Referencia: http://www.conacytprensa.mx/index.php/ciencia/salud/24812-interruptor-genetico-obesidad