Innovación en enfermedades crónico degenerativas

Enfermedades crónico degenerativas

14.08.2018

Las enfermedades crónico-degenerativas son padecimientos regularmente asociadas con la edad y el envejecimiento. Estas enfermedades van avanzando progresivamente; hasta que terminan con la vida de la persona sin que exista alguna cura para detenerlas. Motivo suficiente para mantenerse actualizado en las innovaciones que puedan existir para mejorar la calidad de vida del paciente. Entre estos problemas de salud se encuentran los padecimientos de hipertensión, obesidad y sobrepeso, el cáncer, enfermedades cardiovasculares y la diabetes, los cuales son las principales causas de mortalidad en el mundo, siendo responsables del 63% de las muertes.

Hipertensión: la clave en el tratamiento de la hipertensión es, fundamentalmente, la prevención y el control de esta. En el terreno de la prevención, la Asociación Internacional de la Hipertensión (ISH) recomienda, entre otras medidas, una dieta equilibrada, ejercicio físico continuado o el abandono del tabaco. Acciones en principio sencillas pueden ser la clave para prevenir enfermedades mucho más graves.

Obesidad y sobrepeso: el investigador del Centro de Innovación para la Alimentación y la Salud de la Universidad de Ulster, Caomhan Logue, en Reino Unido, señaló que, pese a que algunas investigaciones han confirmado que los edulcorantes pueden ser un aliado importante para este problema de salud pública, aún están rodeados de la desconfianza de la gente. «Estos son una opción segura para combatir esos problemas», aseguró Logue. El especialista explicó que entre sus ventajas está que estos productos proveen un sabor dulce; pero sin la carga calórica ni el impacto glucémico del azúcar. Lo que ayuda a reducir el contenido energético a la dieta y a mantener un peso saludable.

Cáncer: en la Facultad de Química de la UNAM, un nuevo fármaco derivado de las casiopeínas (compuestos provenientes del cobre) es el tratamiento más innovador. Durante 20 años, la doctora Lena Ruiz Azuara ha trabajado en el desarrollo de este nuevo químico; el cual ha demostrado en sus pruebas de laboratorio ser altamente efectivo contra diversos tipos de células.

De acuerdo a estas pruebas, reduce un 60% más el tamaño de tumores en comparación con el cisplatino; el cual es el medicamento más utilizado en quimioterapias hoy en día. Se ha visto su efectividad en células de cáncer de mama; cérvico uterino, de pulmón, leucemia, de colon e incluso en tumores neurológicos.

Enfermedades cardiovasculares: gracias al desarrollo tecnológico se pueden realizar cada vez mejores valoraciones y con más anticipación. Ejemplo de ello son la ecocardiografía tridimensional, resonancia magnética o el escáner, “espejos para vernos por dentro”, precisó. Asimismo, hizo un repaso de los avances tecnológicos en el campo de las arritmias y los trastornos del ritmo cardiaco. Entre ellos destacan los marcapasos sin cables, resincronizadores y los desfibriladores automáticos. Estos últimos, han salvado la vida en muchos pacientes en riesgo de muerte súbita.

Diabetes: un dispositivo implantable que permite medir la glucosa de forma continua durante 6 meses. Hasta el momento, los medidores continuos requerían un cambio de sensor quincenal y se insertaban debajo de la piel a través de un filamento flexible.

Es el único sistema de monitorización continua de glucosa (MCG) para pacientes diabéticos; con una duración 12 veces mayor que cualquier otro sensor disponible en Europa y el único que no requiere un cambio semanal del sensor.

Las nuevas necesidades generan cambios que buscan reflejarse en todo el ámbito educativo, además de buscar que la formación pueda darse en forma permanente y que al mismo tiempo vaya cubriendo expectativas de desarrollo. Por otro lado, la orientación y la capacitación constante aumentan la aptitud de un médico para brindar un mejor servicio, auxilia a los colegas a desempeñar su trabajo, las actividades de desarrollo y ayuda en el manejo de responsabilidades futuras independientemente de las actuales.