Historia de la Medicina en el mundo: hindú y romana

La Medicina en el mundo

Historia de la Medicina en el mundo: hindú y romana

13.06.2019

La historia de la Medicina en el mundo es variada. Esto depende del lugar y el año al que se quiera remontar. Aunque se cree que la Medicina se inició en la antigua Grecia, diferentes científicos argumentan que no fue así. De acuerdo con un artículo publicado en Monografías, la práctica clínica tiene antecedentes muy importantes en la India y ciudades de Roma.

Medicina en el mundo

Hindú

Las prácticas de la antigua Medicina hindú (1500 a 1000 a.C.) están descritas en los trabajos de 2 médicos, Charaka y Sushruta. Sushruta realizó descripciones aceptables de enfermedades como la malaria, la tuberculosis y la diabetes mellitus.

También escribió sobre la utilización del cáñamo índico (Cannabis) y el beleño (Hyoscyamus) para inducir la anestesia. Asimismo, incluyó antídotos específicos y tratamientos muy cualificados para las picaduras de serpientes venenosas. Un antiguo fármaco derivado de la raíz de la planta india Rauwolfia serpentina constituyó el primer tranquilizante moderno.

En la cirugía, los indios son reconocidos por ser los más diestros de toda la antigüedad debido a que contaban con un arsenal quirúrgico abundante. Se usaba la hipnosis como anestesia. Además, se practicaban operaciones como la extracción de cataratas, la litotomía, la cesárea y el hidrocele.

Sin embargo, la operación por excelencia era la rinoplastia que se hacía para reparar la pérdida de la nariz amputada por castigo. Se cree que fueron los primeros en realizar un trasplante de piel y cirugía plástica de la nariz. Con la aparición del budismo se prohibió el estudio de la anatomía, y la conquista musulmana produjo un declive y estancamiento de la Medicina.

Roma

La Medicina griega alejandrina influyó en la Roma conquistadora a pesar de la resistencia inicial de los romanos. Asclepíades de Bitinia tuvo un papel importante en el establecimiento de la medicina griega en Roma en el siglo I a.C. Contrario a la teoría de los humores, pensaba que el cuerpo se componía de partículas desconectadas o átomos separados por poros.

La enfermedad era causada por la restricción del movimiento ordenado de los átomos o por el bloqueo de los poros. El tratamiento que propuso se basaba en el ejercicio, los baños y las modificaciones en la dieta más que en los fármacos. Esta teoría se revitalizó en varias ocasiones y de distintas formas hasta finales del siglo XVIII. Uno de los escritores médicos más importantes de los siglos I y II d.C. además de Galeno de Pérgamo, fue el romano Aulio Cornelio Celso.  Él escribió una enciclopedia de Medicina, el médico griego Pedáneo Dioscórides. Además, otra obra titulada El primer botánico médico científico, entre otras.